Según ha informado este jueves la Vicepresidencia de la Xunta, el hombre fue arrestado el miércoles por posibles delitos de amenazas y coacción dentro del ámbito de la violencia de género.

Además, incumplió una orden de alejamiento que tenía en vigor al acercarse a su expareja, amenazándola y intentando controlar sus movimientos a lo largo del día.

La Vicepresidencia de la Xunta ha recordado que tiene asignada la protección de un total de 243 víctimas de violencia de género.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.