El condenado, durante el juicio en la Audiencia Provincial.
El condenado, durante el juicio en la Audiencia Provincial. EUROPA PRESS

En su sentencia, la Sección Cuarta de lo Penal considera probado que el citado individuo cometió un delito de falsificación de moneda en concurso medial con un delito leve continuado de estafa y, amén de la referida pena privativa de libertad, que contrasta con los nueve años pedidos por el fiscal, le condena al pago de una multa de 100 euros y a otra de 180 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Durante el juicio, el ahora condenado, asistido por la letrada Rocío Fernández, alegó desconocer que los billetes que portaba y que utilizó no eran de curso legal.

"No sabía que eran falsos", insistió N.G, quien, sin embargo, no supo explicar el motivo que le llevó a pagar las consumiciones con billetes de 50 euros en los establecimientos 'La Dama de la Noche' y 'La Canteras' cuando ya en uno anterior, el 'Gonzalo Asador', había hecho lo mismo y había obtenido cambio suficiente (dos billetes de 20, uno de 5 y una moneda de 50 céntimos) como para pagar en los siguientes sin tener que utilizar uno de los falsificados.

Varios agentes de la Policía Nacional, integrantes de la Brigada de Seguridad Ciudadana, recordaron durante el juicio que la noche del 24 de agosto de 2016 fueron comisionados por la sala para que acudieran a la zona comprendida entre las calles Alemania e Italia tras haber sido alertados sobre un varón que había pagado con dinero falso en varios establecimientos.

Los policías localizaron un vehículo y en su interior a un varón que respondía a las características facilitadas por los hosteleros. "Daba respuestas incongruentes", explicó uno de los agentes, quien añadió que poco después se personó el titular de 'La Canteras' y le reconoció como la persona que minutos antes había tratado, sin éxito, de colarle un billete de 50 euros falsificado por tres refrescos de naranja", lo que no logró al percatarse el hostelero mediante el uso de una máquina detectora de moneda falsa.

Los agentes no sólo hallaron los refrescos en el maletero sino que investigaron por otros bares de la zona y comprobaron que el detenido había actuado en otros dos. "El sistema era siempre el mismo, ya que pedía tres zumos y una pajita y pagaba con un billete de 50 euros pese a que el coste no superaba los 4,50 ó 7,50 euros", resumió uno de los policías, quien recordó que el detenido cuenta con "numerosas detenciones anteriores por hechos similares en otros puntos de España".

"FALSIFICACIÓN PELIGROSA"

Un experto de la Policía Nacional en moneda falsa y dos técnicos del Banco de España, estos dos últimos por videoconferencia, coincidieron al señalar que los billetes analizados presentan una falsificación realizada con buena técnica, normalmente utilizada por profesionales de las Artes Gráficas, de ahí que sean fácilmente "colables. Se trata de una falsificación peligrosa", advirtió uno de los expertos de dicho supervisor bancario.

Ante tales evidencias, el acusador público, pese a reconocer lo elevado de la pena, había mantenido invariable su petición de nueve años de prisión y 1.500 euros de multa por delito de falsificación de moneda (art. 386.1,3º del Código Penal), mientras que la defensa solicitó un fallo absolutorio y, de forma subsidiaria, una multa de 90 euros por un delito leve de falsificación (artículo 386.3).

Los hechos se remontan al día 24 de agosto de 2016 cuando el procesado, portando billetes falsos de 50 euros, accedió sobre las 22.00 horas en el bar 'J.Gonzalo Asador', sito en el número 4 de la calle Alemania, donde se dirigió a la barra y solicitó al propietario tres refrescos de naranja cuyo importe ascendía a 4,5 euros y, una vez dispensados, abonó con un billete falso de 50 euros y obtuvo dos billetes de 20 euros, otro de 5 y una moneda de 50 céntimos.

De la misma forma, en una franja horaria cercana a la anterior, el investigado accedió al club 'La Dama de la Noche', en la calle Italia, donde pidió a la camarera cambio de 50 euros para tabaco. Así, 'pasó' un billete falso por este importe y recibió a cambio dos de 20 euros y diez monedas de un euro.

Finalmente, N.G. se presentó en el restaurante 'Las Canteras' y allí solicitó a su propietario tres zumos de naranja con tres pajitas cuyo importe ascendía a 7,50 euros. Una vez servidos, el condenado entregó otro billete falso de 50 euros, si bien en esta ocasión el hostelero se percató de ello y le conminó a que abandonara el local sin llevarse las consumiciones.

N.G, quien fue detenido poco después por la policía, ya había sido interceptado en varias ocasiones anteriores en Móstoles, Arganzuela y Madrid por hechos idénticos a los de la presente causa.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.