La Policía Nacional recibió ayer la llamada de la responsable de un establecimiento de perfumería de la zona centro manifestando que habían observado merodeando por el exterior del comercio a un individuo que días antes, al menos en tres ocasiones, había sustraído perfumes por valor de más de quinientos euros.

Una vez personados los agentes en el establecimiento, la responsable del local les manifestó que el individuo había huido, que en días anteriores había sustraído varios productos de perfumes y fragancias de mujer, tras desactivar las alarmas de los productos. En una de las ocasiones, los responsables del local llamaron a la policía y cerraron la puerta para impedir que saliera. No obstante, el sujeto forzó las hojas de la puerta y salió huyendo.

Continuando con su búsqueda, los agentes visitaron varios establecimientos de la zona, pudiendo conocer, que al menos, en otros tres comercios, el mismo individuo había sustraído productos de perfumería, llevándoselos tras retirar los sistemas de seguridad.

Finalmente los agentes lograron localizar al sujeto en una de las calles céntricas. Al verse sorprendido reaccionó de forma violenta, braceando e intentado zafarse de los policías, quienes finalmente lograron reducirle. El detenido ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Burgos.