El catedrático de la UPO Xavier Coller
El catedrático de la UPO Xavier Coller UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Coller se ha referido a la corrupción como un problema social, puesto que se refleja en las encuestas a la ciudadanía, con un impacto negativo tanto en política como en economía. Sin embargo, el catedrático ha señalado que aunque abundan los casos de corrupción en España y destacan por ser mediáticos y con vínculos políticos, "la corrupción no es nueva y forma parte de la naturaleza humana. En democracia, puede convertirse en una epidemia pero la corrupción forma parte del bagaje humano y no la vamos a hacer desaparecer tan fácilmente. Se ve más en democracias que en regímenes autoritarios, no porque se dé más, sino porque hay más ventanas por dónde mirar".

El catedrático ha expuesto los datos que refleja el Índice de Percepción de la Corrupción en España, explicando que los españoles y españolas perciben ahora más corrupción -pasando del puesto 28 al 41-, similarmente a países como Georgia, Costa Rica, Granada, Brunéi o Chipre. "Sin embargo, creo que España no es un país corrupto porque no hay una corrupción sistémica, no está establecida aunque haya casos llamativos: no existen las mordidas institucionalizadas pero hay un caldo de cultivo que tolera la corrupción. Por otra parte, es probable que estemos llegando a la existencia de una masa crítica, que es la que rompe la ficción organizada que mantiene el orden; esta masa, de momento, se manifiesta en las encuestas pero no hace ruido y es lo que le falta".

Finalmente, Xavier Coller también se ha referido al procedimiento para elegir a las personas que ocupan las listas electorales de los partidos políticos: "¿Qué tipo de filtro falla? ¿Qué filtros se podrían poner? Las personas que tienen que ser propuestas para un cargo, en lugar de ser nombradas por un individuo al que rendir cuentas, podría pasar por un servicio de audiencias donde se evaluase su currículum y el nombramiento tuviese que ser motivado. Nos evitaríamos algunas sorpresas de aquellos políticos que han metido la mano en la caja".

Previamente, el rector de la UPO ha agradecido la iniciativa de las entidades organizadoras "porque nace como una inquietud de la sociedad civil que planteó la forma en la que la universidad pudiese participar en la solución del problema de la corrupción. Nuestro trabajo debe consistir en generar instrumentos estables de estudio de la corrupción y mecanismos de sanción y prevención: además, la formación debe volver a tener en cuenta la ética y los valores que hacen que una sociedad viva en paz, sin exclusión ni pobreza".

Por otra parte, Nuria Basi ha felicitado la convocatoria de las jornadas por contar con un público tan joven, "porque la solución viene por este camino"; Arillo se ha referido a la lucha contra la corrupción como un tema de vital importancia "porque creemos que la sociedad necesita ser más honesta y sana, donde la corrupción no se tolere"; y Anselmo Presencio ha hecho referencia al origen de las jornadas, cuando se pusieron en marcha hace tres años, y a que, "desgraciadamente, este tema sigue estando vigente".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.