El concejal del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Gijón Pablo González ha mostrado este miércoles su sorpresa por la "violenta" reacción a sus críticas sobre la Renta Social municipal por parte del presidente de la Unión de Comerciantes del Principado de Asturias, Germán Heredia, al que ha invitado a que no se deje utilizar por el Gobierno local y apoye la elaboración de una auditoría en el citado programa social.

González, a través de un comunicado hecho público en las redes sociales recogido por Europa Press, ha recalcado que su crítica iba hacia la Renta Social Municipal, "un pésimo sistema de política social, puesto en marcha a trompicones por el Equipo de Gobierno, fruto de una cesión a determinados intereses políticos y según parece, también económicos", señala en su escrito.

A su parecer, los ocho millones destinados a este programa social no han solucionado "casi nada", algo que, según el edil, es un clamor en todo Gijón, "al igual que las sombras de fraude (político y del otro), de las desigualdades en las concesiones de las ayudas y del agravio con la gratuidad de productos mal llamados de primera necesidad", ha remarcado.

Ha lamentado, en este sentido, que reciba esas críticas "furibundas por ser el mensajero de lo que piensan una mayoría de ciudadanos y sobre todo por alertar de los contrastados errores de un sistema que ni mucho menos está blindado a la picaresca", ha añadido.

A Heredia, asimismo, le ha indicado que se equivoca e, incluso, le invita a conocer lo que piensan sus asociados de las "pretendidas" ventajas de la Renta Social municipal para el comercio gijonés, un programa que incrementa "ligera y puntualmente" las ventas en el sector, pero que no soluciona los problemas de fondo, según el concejal 'popular'.

Es más, ha echado en cara a la Unión de Comerciantes que no contara con su apoyo cuando el PP propuso rebajas de impuestos para los comerciantes, bonificaciones fiscales en caso de obras en la vía pública, o medidas para incrementar su volumen de ventas. Aún así, ha avanzado que seguirán insistiendo en lo que considera justo, en políticas a largo plazo de apoyo al comercio de proximidad.

"Invito también al presidente de la Unión de Comerciantes a que entienda la situación, un concejal se debe a los intereses generales y no sólo los de un sector económico, al igual que él debería de atender los intereses de los comerciantes sin dejarse utilizar por el Equipo de Gobierno", ha resaltado.

Además, ha opinado que Heredia debería de compartir con el PP la necesidad de inspección inmediata de la Renta Social y exigir que los ocho millones de euros en impuestos que han salido del bolsillo de todos los gijoneses, incluidos los comerciantes, "no terminen beneficiando intereses ocultos o inconfesables", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.