Rebajas, comercio, compras.
Rebajas, comercio, compras. EUROPA PRESS

En concreto, este pacto establece la apertura de 38 festivos en las cinco Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) de València y en la totalidad de la ciudad de Alicante, en el periodo comprendido entre el Domingo de Ramos y el domingo posterior al Lunes de Pascua y entre el 15 de junio y el 5 de enero. No obstante, habrá excepciones y el 24 de junio los comercios no abrirán en Alicante como tampoco lo harán el 19 de marzo y 15 de agosto en València.

En cambio, podrán abrir 40 días en el mismo periodo -en Semana Santa

y entre el 15 de junio y el 5 de enero- las localidades que tienen una ZGAT todo el año como son Finestrat, Torrevieja, L'Alfàs del Pi, Benissa, Orihuela costa y Pilar de la Horadada costa (en Alicante) y Alborache en Valencia, mientras que lo harán 28 días en Semana santa y entre el 15 de junio y 15 de septiembre las localidades que tienen declarada una ZGAT parcial como son Altea, Benidorm, Benicàssim, Santa Pola, Segorbe, Ondara o Calpe, entre otros.

El resto de municipios de la Comunitat que carecen de Zonas de Gran Afluencia Turística podrán abrir hasta once festivos que se decidirán en función de diferentes criterios: cuando haya acumulación de festivos; los primeros domingos de las rebajas (tras el 6 de enero y el primero de julio); el domingo de Ramos, el Viernes santo, el Jueves santo cuando sea festivo estatal o autonómico y el Domingo de Pascua; y los domingos entre el 26 de diciembre y el cinco de enero.

ACUERDO "MADURADO" QUE DA SEGURIDAD JURÍDICA

La diputada de Compromís Teresa García ha defendido ante la Cámara la propuesta que plasma el pacto logrado en el seno del Observatorio de Comercio, un "acuerdo histórico" con la mediación de la Conselleria de Economía que tardado dos años en fructificar, que ha puesto de acuerdo a 21 asociaciones y permite "cuadrar el círculo".

Según ha dicho, la tramitación a través de la lectura única -que impide, por ejemplo, la presentación de enmiendas- se ha hecho para "poder aplicarlo lo antes posible".

Asimismo, García ha resaltado que se trata de un acuerdo "madurado" por el sector, positivo frente a la situación anterior en que el pequeño comercio "veía amenazada su subsistencia" o en lo que representa para la conciliación laboral, que también aporta "seguridad jurídica y garantiza la retirada de los contenciosos entre el sector y la administración".

Ha recordado que el sector "ha hecho un gran esfuerzo para ponerse de acuerdo" y, por ello, ha reclamado a los diputados el respaldo a ese pacto para plasmarlo en la legislación y poder a partir de ahora "comenzar a trabajar para abordar los problemas y retos del comercio", y que este sea un sector "que genere trabajo y calidad de vida".

EL PSPV DESTACA QUE SALE DEL PROPIO SECTOR

Desde el PSPV, la parlamentaria Antonia Serna ha reivindicado que esta propuesta "sale de la voluntad y decisión" de los representantes de los comercios, tras un "controvertido" debate en la sociedad sobre los horarios comerciales.

"La ley vigente nunca fue del todo pacífica ni aceptada por los sectores implicados y son los propios colectivos implicados los que se encuentran afectados y los que en la sesión del 4 diciembre 2017 reclamaron a la Conselleria de Economía medidas para pacificar el debate", ha señalado para insistir en que ha sido el propio sector el que, tras "años de confrontaciones", "ha sido capaz de alcanzar un acuerdo mayoritario" en el que se reflejan "parte de sus aspiraciones" y ellos

no se las pueden negar.

PODEMOS CREE QUE ES "UN PARCHE"

Jordi Alamán (Podemos) ha subrayado que la libertad horaria "no supone mayor ventas ni tampoco más contratación" y luchar contra estos perjuicios "debería ser una apuesta del Consell". Ha indicado que el acuerdo es "un parche" que "no profundiza en la protección a los trabajadores y que no da alternativa para que haya otros acuerdos más beneficiosos".

En este sentido, ha advertido de que en Alicante tendrá unos efectos que pueden suponer más "obstáculos" para pequeños comercios y para los trabajadores "precarizando su situación". Sin embargo, ha puntualizado que

es "un avance a medias" de la situación que había, por lo que ha reivindicado "una verdadera mejora social y política que se orienten hacia las personas y haya un trato que dignifique a los trabajadores y empresarios".

PP: "NO SE LE PUEDEN PONER PUERTAS AL DESIERTO"

Por su parte, el diputado 'popular' José Salas se ha dirigido al conseller del ramo, Rafa Climent, para decirle que están en contra de la "imposición" que supone, a su juicio, llevar a las Corts esta propuesta, "negando a los partidos, ciudadanos y grupos la posibilidad de presentar enmiendas".

Ha criticado que el acuerdo "no ha dejado satisfecho a nadie" y tan solo "ha conseguido enfrentar a los comerciantes con sus asociaciones, porque no se ven representados" y el pequeño comercio "se ve engañado".

"Llega a este acuerdo por agotamiento de las partes, por aburrimiento del sector", ha incidido el parlamentario del PP, que ha advertido que "es pan para hoy y hambre para mañana" porque "no se le pueden poner puertas al desierto" y la apertura del comercio "mueve las grandes ciudades, invita a que los ciudadanos salgan a las calles y usen otros servicios".

Salas ha lamentado que el conseller "se pone de perfil" al "esconderse detrás de los grupos" para "no asumir su responsabilidad y aprobar de tapadillo" esta iniciativa con un procedimiento excepcional pensado para casos de urgencia. "Esto, conseller, le pasará factura a usted y a su gobierno del Titanic", ha asegurado.

CS NO ENTIENDE LAS "PRISAS"

Rosa García (Cs) ha justificado la abstención de su grupo

dado que aunque "es necesario acabar con el continuo rifirrafe de los horarios" no se entienden "las prisas" con la que se está tramitando esta iniciativa. "Lo respetamos (el acuerdo) pero ni es tan monolítico como anunciaron ni el procedimiento, hurtando la posibilidad de debate, es el adecuado", ha agregado.

Ha recordado que Ciudadanos defiende un marco normativo que incluya la compensación salarial para quienes trabajen domingos y festivos, políticas de conciliación y el derecho al descanso de los trabajadores "al menos un día en fin de semana". También ha reprochado a Economía la ausencia de políticas para impulsar el comercio porque "en tres años solo se ha mareado la perdiz con el tema de horarios".

Consulta aquí más noticias de Valencia.