El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, aseguró hoy que entregar al Papa Francisco el óbolo del Año Jubilar de Caravaca de la Cruz en la Santa Sede "es un orgullo" y "el colofón a un magnífico Año Santo en el que se han cumplido todas las expectativas, y en el que hemos triplicado el número de visitantes" respecto a anteriores jubileos.

López Miras, que encabeza la delegación murciana que hizo entrega en la Santa Sede del óbolo del Año Jubilar de Caravaca de la Cruz, resaltó que durante su audiencia pública en la plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa "ha hecho referencia a Caravaca de la Cruz y a esta delegación", que ha hecho entrega de 56.000 euros que se destinarán a diferentes proyectos sociales de todo el mundo para ayudar a los más necesitados.

La cantidad total recaudada a través de las donaciones de todos los que han visitado Caravaca de la Cruz durante el Año Jubilar asciende a 112.000 euros, que se han repartido a partes iguales entre Proyecto Hombre de Caravaca de la Cruz y el óbolo de San Pedro, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El óbolo de San Pedro es el nombre que reciben las donaciones de las diócesis y de los fieles católicos como contribución al Papa. Su historia se remonta al siglo VIII, cuando comienza como una aportación de la iglesia de Inglaterra a la Santa Sede. Además de las contribuciones voluntarias suele incluirse una colecta especial a este fin celebrada en todas las parroquias el 29 de junio, festividad de San Pedro y San Pablo.

Entre las obras realizadas recientemente gracias al óbolo de San Pedro se encuentran la Ciudad de los Muchachos 'Nazareth' en Ruanda, el hospital San Vicente de Paola en Sarajevo, la aldea para huérfanos del SIDA en Kenia, el hospital 'Redemptoris Mater' en Armenia, las actividades de la Fundación 'Populorum progressio' para los campesinos y los indígenas de Latinoamérica y de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel.

Consulta aquí más noticias de Murcia.