Los hechos ocurrieron este pasado martes cuando una patrulla de Policía Local fue requerida para que se dirigiera a un establecimiento del centro de la ciudad.

Una joven solicitó presencia policial porque se había encontrado en la calle con su expareja, con el que tenía una orden de alejamiento. A pesar de ello, el hombre le había seguido y amenazado.

Los agentes interceptaron al hombre en la calle la Paz, próxima al establecimiento, y tras ser identificado y comprobar que tenía en vigor la citada orden, procedieron a su detención.

Consulta aquí más noticias de Álava.