"Es una aprobación que supone un paso decisivo en unas obras necesarias para conectar sectores ya consolidados con redes viarias", ha explicado el portavoz del equipo de Gobierno, Miguel Sáinz, quien ha incidido en que "el Distribuidor Sur es una infraestructura que incrementará la seguridad y la fluidez del tráfico en el espacio donde se ubica el colegio de Maristas y que afecta también a toda la zona al sur de la circunvalación".

Como ya anunció la alcaldesa en la Comisión del Plan de Infraestructuras celebrado a finales de 2017, en menos de un mes la redacción del proyecto está finalizado y, una vez aprobado, se abre el proceso de obtención de terrenos, inicialmente mediante convenio con los propietarios, que serán informados en un plazo de 20 días, durante el cual podrán presentar alegaciones.

El presupuesto se ha estimado en 1.513.834,24 euros en una actuación que tiene un plazo de ejecución de 9 meses y se sustentará fundamentalmente sobre tres viales, con capacidad para asumir el tráfico, cada vez más abundante en la zona, y una nueva rotonda que se construirá en la prolongación de Gustavo Adolfo Bécquer hacia el sur.

Este entramado conectará con Calleja Vieja, cuya remodelación también está incluida, y en la que se contemplan aparcamientos, la prolongación del carril bici, la inclusión de mobiliario urbano, una ordenación paisajística, iluminación y señalización.

LAS OBRAS.

La conexión del Distribuidor Sur permitirá ordenar la circulación de esta zona, tanto de forma rodada, muy saturada debido a la presencia de la dotación escolar del colegio Maristas, que podrá distribuirse de forma más ordenada, evitando su salida única a avenida de Madrid, ya saturada.

En la Calleja Vieja se producirá un cambio en la ordenación del tráfico actual, ya que se incluirá un carril bici de doble sentido en la plataforma actual, conectándolo con los existentes.

Por otro lado, se elimina el doble sentido en este tramo de la Calleja Vieja, igual que en el resto del camino, y se permitirá este doble sentido solo hasta el camino existente antes del aparcamiento exterior del colegio. Además, se realizarán cambios en la señalización vertical y horizontal.

Para dar continuidad al tráfico peatonal y de bicicletas desde la ciudad consolidada, se crearán también sendos pasos de peatones y de ciclistas en el ámbito de las glorietas ya ejecutadas, es decir, se crearán dos pasos de peatones y de aceras bici en avenida Lope de Vega en ambos lados de la glorieta.

La reurbanización se completará con dos pasos de peatones y de ciclistas en ambos márgenes de la glorieta una vez pasado el puente sobre la LO-20. La superficie total de la actuación será de unos 22.000 metros cuadrados, de los que, como ha apuntado Miguel Sainz, unos 18.000 metros corresponden a 23 fincas de propietarios privados.

El Ayuntamiento se va a poner de inmediato en comunicación con los afectados, para "iniciar el proceso de obtención de los terrenos necesarios para la actuación", tras lo que los propietarios tendrán un plazo de 20 días para presentar las alegaciones que estimen oportunas.

"Esperamos llegar a acuerdos para evitar las expropiaciones", ha apuntado el portavoz del equipo de Gobierno municipal, quien ha señalado que la previsión es "cerrar todo el proceso este año, para poder licitar las obras a lo largo del próximo año 2019.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.