Guardia Civil
Guardia Civil GUARDIA CIVIL

El propietario de la finca, antes de regresar a su domicilio, había decidido darse una vuelta para comprobar que todo estaba bien cuando vio a tres personas vareando sus olivos "sin ningún miramiento y dañándolos en cada golpe".

En ese momento alertó a los agentes del equipo Roca de la Guardia Civil de Santa Fe e hizo todo lo posible para que estas tres personas no huyeran hasta que los agentes llegaron y se hicieron cargo de la situación, según detalla el Instituto Armado.

La patrulla de la Guardia Civil identificó a estos tres individuos, recuperó los 550 kilos de aceituna sustraída, se la devolvió a su legítimo dueño e instruyó diligencias por un presunto delito de hurto de aceituna en las que estas tres personas fueron investigadas.

Este servicio es fruto de la colaboración entre agricultores y los equipos Roca de la Guardia Civil, que recuerda a las almazaras y centros de compra de aceituna que no deben aceptar ningún fruto sin que quede plenamente identificado el cosechero y la finca de origen; y que deben exigir una copia del correspondiente documento de acompañamiento, procediendo después al correcto asiento documental de los lotes, de conformidad con la normativa vigente.

Consulta aquí más noticias de Granada.