Imagen de archivo del hospital Clínico de Valencia
Imagen de archivo del hospital Clínico de Valencia GVA

Según ha asegurado el sindicato en un comunicado, una docena de pacientes lo hacía en pasillos y en los boxes destinados a una persona había dos. La central sindical ha lamentado la "falta de intimidad" y ha reclamado "con urgencia" más espacio para atender a los pacientes y trabajar los profesionales.

CSIF ha indicado que algunos pacientes "llevan hasta día y medio esperando" en el servicio de Urgencias para ser ingresados en planta, "aguardando a que se produzcan altas y quede espacio disponible". En algunos casos, asegura que los pacientes "esperan en los propios pasillos, en camas situadas una detrás de otra, mientras que en otros lo hacen en boxes con la ocupación duplicada".

El sindicato ha criticado que la "escasez" de espacio esté derivando "en una falta de intimidad para los pacientes, en muchos casos sin ni siquiera separar por paraban". También denuncia que la "precariedad de medios" con la que trabajan los profesionales se ha traducido en que la sala de espera "se haya convertido en sala de preingreso".

El sindicato considera necesaria, como solución a "medio plazo", una "readaptación del sistema a la realidad actual de la población y una redistribución del mapa sanitario para poder ofrecer la mejor atención posible a los pacientes y disponer del espacio necesario".

Consulta aquí más noticias de Valencia.