Un avión de pasajeros de United Airlines pierde parte del motor en pleno vuelo

  • Tras una explosión uno de los motores perdió el carenado y parte de su estructura.
  • Los pasajeros grabaron y colgaron imágenes del incidente.
  • Finalmente se realizó un aterrizaje de emergencia y el pasaje bajó del avión con normalidad.
Aspecto del motor del avión Boeing de United Airlines en pleno vuelo.
Aspecto del motor del avión Boeing de United Airlines en pleno vuelo.
Erik Haddad (@erikhaddad)
Los pasajeros de un vuelo de la compañía United Airlines de San Francisco a Hawái se llevaron un susto monumental. Tras escuchar una fuerte explosión, al mirar por las ventanillas vieron que uno de los motores perdía parte de su cubierta. Por fortuna, la tripulación consiguió aterrizar a salvo en Honolulu con un solo motor. Las 370 personas a bordo de ese avión se llevaron el susto de sus vidas, tanto, que creyeron que iban a morir. El miedo hizo que nadie se moviera de sus asientos mientras sobrevolaban el océano con un motor estropeado. "Agárrense", era lo que repetían una y otra vez los pasajeros sin moverse de la posicion que la tripulacion les había indicado para un aterrizaje de emergencia. Y así, agarrados a sus asientos, llegó el esperado aterrizaje sin ninguna complicación. El avión aterrizó en el aeropuerto y sin necesidad de ningún despliegue de emergencia.

Un avión de United Airlines que volaba de San Francisco a Hawai se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia después de que uno de sus motor comenzara a desintegrarse en el aire, perdiendo parte de su cubierta y circuitos.

El ingeniero de Google, Erik Haddad, que iba a bordo y sentado en la ventanilla de una de las alas, pudo grabar y fotografiar el incidente, lo que ha dejado unas espectaculares pero aterradoras imágenes del suceso, que sin embargo terminó sin heridos ni incidentes mayores.

Según publica el diario The Guardian, se sintió una fuerte explosión a bordo y después se desprendió el "carenado del motor", dejando la turbina expuesta unos 35 minutos antes de que el aparato aterrizara en Honolulu, a donde volaba.

Los pilotos del Boeing 777-222 inmediatamente enviaron una llamada de socorro y se vieron obligados a realizar un aterrizaje de emergencia. En el tiempo que transcurrió hasta tomar tierra, el personal de cabina ayudó a los pasajeros a realizar un simulacro de aterrizaje de emergencia, en la postura de seguridad y tranquilizaron al pasaje.

"No veo nada sobre esto en el manual", escribía Haddad en Twitter junto a la foto del motor dañado. "Ha sido el vuelo más aterrador de mi vida", describía la experiencia Maria Falaschi, otra de las pasajeras citadas por The Guardian, donde destacó que los pilotos hicieron "un gran trabajo y también la tripulación".

Un comunicado de United Airlines aseguró que el vuelo aterrizó de forma segura a las 12.38 pm hora local. "El vuelo United 1175 que viajaba a Honolulu desde San Francisco aterrizó de manera segura después de que los pilotos pidieran un aterrizaje de emergencia debido a un problema con el motor n. ° 2. Nuestros pilotos siguieron todos los protocolos necesarios para aterrizar con seguridad el avión", dijo la compañía.

"El avión rodó hacia la puerta de embarque y los pasajeros desembarcaron normalmente. United está cooperando completamente con la investigación de NTSB y FAA", añadía United Airlines.

El avión fue adquirido por la compañía en 1994, lo que le convierte en uno de los primeros Boeing 777 vendidos, siendo además uno de los modelos de avión comercial más grandes operativos, con capacidad para más de 300 pasajeros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento