Según informa Adif en una nota, en la reunión, que también contó con la presencia del presidente de la Cámara de Comercio del Campo de Gibraltar, Carlos Fenoy, se ha destacado que el proyecto para la renovación de vía del tramo San Pablo-Almoraima está en su última fase de redacción, por lo que podrá ser aprobado y licitado a lo largo del segundo trimestre de este año.

Al mismo tiempo, se ha anunciado que en las próximas semanas darán comienzo las obras de adecuación de las vías de apartado en Castellar de la Frontera, una vez que se reciba la pertinente autorización de la Junta de Andalucía para el uso de una vía pecuaria como acceso a obra al ser la única entrada. Esta actuación permitirá el cruce de trenes de 750 metros, lo que mejorará la capacidad y las condiciones de explotación del transporte ferroviario de mercancías.

En esta línea de impulso al transporte de mercancías en la zona, también se ha iniciado la contratación para la redacción del proyecto constructivo de ampliación a 750 metros de los apartaderos de Campillos y Setenil y análisis funcional de ampliación de Almargen y Bobadilla.

Por lo que respecta al tramo Gaucín-Algeciras, se está trabajando en varias fases y subtramos. Así, en la Fase I (en el entorno de San Roque Mercancías) se está construyendo nueva plataforma y vía entre los puntos kilométricos 3/100 y 6/800, al tiempo que se modernizan las instalaciones de seguridad y comunicaciones, con la implantación de un nuevo enclavamiento electrónico en San Roque-La Línea.

En la Fase II, entre otras actuaciones, están en ejecución las obras de renovación de vía (entre Almoraima y Algeciras excepto San Roque) y construcción del Bloqueo Automático en Vía Única con Control de Tráfico Centralizado (CTC), lo que permitirá la mejora de la regularidad, fiabilidad y seguridad de las circulaciones, optimizando la explotación ferroviaria (entre Gaucín y Algeciras).

SUMINISTRO ELÉCTRICO

De otro lado, el presidente de Adif ha reiterado el compromiso del Ministerio de Fomento con la electrificación del tramo Bobadilla-Algeciras, actualmente una línea de 176,2 kilómetros de longitud de vía única no electrificada, en una clara apuesta por el desarrollo socioeconómico del entorno, tanto del Campo de Gibraltar y comarcas adyacentes como de la Bahía y Puerto de Algeciras.

Para ello, ha insistido en que se trabaja conjuntamente con Red Eléctrica Española para avanzar en esta cuestión y ha recordado que Adif ya solicitó formalmente el pasado año al Ministerio de Energía, la inclusión de las dos subestaciones de Ronda y Marchenilla en la planificación de la Red de Transporte de Energía Eléctrica para el período 2015-2020.

La inclusión de las dos subestaciones dentro de dicha planificación es posible porque ya estaban en el anexo donde se recogían y relacionaban aquellas otras instalaciones que habría que construir en un período posterior.

A este respecto, hay que recordar que Adif ha encargado a la ingeniería Ineco, el pasado 22 de enero, la asistencia técnica para la redacción del proyecto de catenaria y del proyecto de protección de instalaciones de seguridad y señalización del tramo Bobadilla-Ronda (línea aérea de contacto, instalaciones de seguridad y otros servicios afectados), mientras continúa trabajando en la tramitación del encargo de los proyectos correspondientes al segundo tramo, el Ronda-Algeciras.

De esta manera, la solución adoptada para la electrificación de este tramo, de 70 kilómetros de longitud, es la instalación de línea aérea de contacto con catenaria compensada para una alimentación dos por 25 kilovatios de corriente alterna a 50 herzios.

El proyecto debe identificar también y dar una solución constructiva adecuada a los servicios afectados por la electrificación, como pueden ser líneas de alta y baja tensión o telefonía, conductores y colectores de agua, comunidad de regantes, entre otros.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.