Las nuevas cuentas de 2018 saldrán previsiblemente adelante al contar con el apoyo del gobierno del socialista Juan Espadas y de los tres ediles de Cs, así como con la abstención del PP, mientras que Participa Sevilla e IU ya han anunciado sus votos contrarios.

El proyecto presupuestario, presentado en diciembre y que incluye un acuerdo con Cs, que incorpora medidas por valor de 50 millones, asciende a aproximadamente 960 millones de euros, similar a la del presupuesto del año en curso, e incluye inversiones por valor de unos 60 millones, con un incremento salarial para la plantilla municipal, así como importantes partidas para la ampliación del tranvía y el bus de tránsito rápido (BTR), para el Año Murillo, para colegios, para vivienda o para el impulso del comercio, entre otras.

Se incluyen, además, montantes concretos para actuaciones tales como el desarrollo de líneas exprés para Pino Montano y Bermejales; aparcamientos rotatorios en Marqués de Paradas, Torneo, Bami, Bellavista y Nervión; para la bonificación a los niños menores de doce años para que no paguen en los autobuses urbanos o para las remodelaciones de la avenida del Greco, el paseo de Juan Carlos I, la avenida de Séneca, la calle Mateos Gago o la avenida de la Buhaira.

En la Comisión de Hacienda, celebrada a finales de enero, salían adelante un total de 93 enmiendas, el 70 por ciento de las propuestas presentadas por Ciudadanos, Participa Sevilla e IU, mientras que el PP se abstenía en todas las propuestas y no presentaba enmiendas propias formalmente en este trámite.

En este marco, se producía modificaciones del presupuesto por 11,8 millones. Estas medidas suponían impulsos a políticas de sostenibilidad a través de propuestas de la Red Sevilla por el Clima, los carriles bici, las políticas sociales, la igualdad, la inversión en los distritos o la mejora de los equipamientos para talleres de empleo. A esto se añade que en materias como vivienda, programas sociales, memoria histórica o cooperación al desarrollo.

Pese a la introducción de gran parte de sus enmiendas, Participa Sevilla e IU finalmente han mostrado su rechazo al presupuesto, llevando a PSOE y PP a alcanzar un acuerdo como única vía para sacar adelante las cuentas de este año. Tras el anuncio oficial sobre los resultados de la consulta de las bases de la formación verde morada este lunes, PSOE y PP, que anteponía su "responsabilidad" con la ciudad, retomaban las negociaciones que culminaban a última hora del día con un acuerdo de abstención por parte de los populares a cambio de una serie de iniciativas al margen del presupuesto.

El acuerdo ratificado entre socialistas y populares este martes establece el compromiso del alcalde, Juan Espadas, a dar su apoyo explícito al desarrollo continuado de la red completa de metro y a la petición de actualización de la Participación de Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica) y una reducción de impuestos por valor de alrededor de ocho millones de euros, especialmente en el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), compensada con la venta de la antigua comisaría de Policía Nacional de la Gavidia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.