Los hechos ocurrieron este lunes sobre las 16.05 horas, cuando los agentes realizaban un control en la N-340 a su paso por Mont-roig del Camp y observaron un vehículo que realizó un giro brusco para entrar en un camino sin asfaltar, por lo que un vehículo policial siguió al coche, que localizó en la rotonda que enlaza la T-323 con la autovía A-7.

Al detenerle, los agentes realizaron la prueba de alcoholemia al conductor, que resultó en 0,94 mg/l, y al informarle de que se debía repetir la prueba con el etilómetro evidencial, el hombre se negó y golpeó por la espalda a un agente y a otro en el pecha, tras lo que fue detenido.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.