La actuación, que se realiza aprovechando las obras de urbanización de esta vía que ejecuta la Gerencia Municipal de Urbanismo, logra reducir sustancialmente sus plazos gracias al empleo de una novedosa técnica que permite la realización de la obra sin el trabajo que conlleva la apertura de una zanja, lo que permite aminorar el tiempo que se requiere así como el nivel de afección al funcionamiento normal de la vía y el coste de su ejecución.

Emasa comenzará la parte principal del trabajo a las 04.00 horas del miércoles, estando previsto que se prolongue hasta las 21.00 horas. Durante este tiempo procederá a la renovación de 98 metros de tubería de saneamiento de fibrocemento, que había llegado ya al final de su vida útil tras más de 50 años en uso, con un presupuesto de 21.131 euros.

La actuación, según ha informado el Consistorio en un comunicado, empezará saneando la tubería de hormigón armado por las juntas de las distintas secciones que la forman. Después, por su interior se introducirá un nuevo tubo, denominado manga, fabricado en fibra de vidrio y reforzado por una resina. Su flexibilidad le permitirá desplegarse dentro del tramo de tubería de hormigón existente de un extremo a otro.

Una vez colocado en su posición, el nuevo tubo flexible se rellena de aire para que se adapte al interior de la tubería. Tras esta operación, la manga se endurecerá al aplicarle en su interior luz ultravioleta con una serie de lámparas dispuestas a lo largo del trazado. Como resultado, el nuevo tubo flexible adquiere la misma consistencia que una conducción de plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV). Esta misma técnica ha sido empleada recientemente con gran éxito para la renovación del saneamiento de los Baños del Carmen.

Consulta aquí más noticias de Málaga.