El Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha dado por concluida la instrucción en el llamado 'caso Serrallo' y ha transformado las diligencias previas en procedimiento abreviado, procesando al que fuera alcalde de Granada José Torres Hurtado (PP) y a nueve de sus ediles -seis de los cuales aún ejercen como concejales en el Ayuntamiento de Granada- además de otros altos cargos del consistorio.

"Alguacil alguacilado", ha indicado Maíllo, quien ha instado a Torres Hurtado a que "asuma su responsabilidad, que se produzcan todas las investigaciones y se conozca la verdad".

Maíllo ha reconocido que "una resolución judicial nunca invalida una resolución política y una resolución judicial no puede convertirse en un aval de determinadas políticas".

Por ello, ha indicado que "una cosa es una decisión que sea ilegal y tiene que tener una sentencia condenatoria, y otra cosa es que situaciones legales sean justas, y tanto en el caso 'Serrallo' como en los ERE aparecen elementos especulativos, ambos reprobables".

En este caso 'Serrallo' se investigan posibles delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación urbanística, malversación de caudales públicos, fraude en la contratación, falsedad en documento oficial, cohecho y tráfico de influencias a raíz de la construcción de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar, en una zona verde junto al Centro Comercial Serrallo Plaza.

Consulta aquí más noticias de Granada.