Dos cuadros de Goya seguirán en València
El rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, contempla los cuadros de Goya. KAI FÖRSTERLING / EFE

El Museo de Bellas Artes de València ha renovado con la Universitat de València el comodato que le permite seguir custodiando y exhibiendo dos cuadros de Francisco de Goya procedentes de la colección del profesor Ignacio Tarazona Blanch. Las dos obras se encuentran en este museo desde 1925 y forman parte desde entonces de su colección permanente.

Se trata de dos óleos de pequeño tamaño y de la serie de Goya dedicada a los juegos de niños, El paso o el marro/La pídola y El balancín, que datan de finales del siglo XVIII. Ignacio Tarazona Blanch encomendó a su mujer, María de la Encarnación Marqués, que a su muerte, en 1924, cumpliera su voluntad de entregar estas dos obras al Patronato de la Universitat de València de la Fundación Tarazona Blanch.

Después de aceptar la entrega, el patronato depositó los cuadros en el Museo de Bellas Artes de València para su conservación y para cumplir así también la disposición testamentaria del profesor Ignacio Tarazona Blanch, que fue catedrático de Astronomía de la Universitat de València.

El secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona; el rector de la Universitat de València y presidente de la Fundación Ignacio Tarazona Blanch, Esteban Morcillo, y el director del Museo de Bellas Artes de València, José Ignacio Casar Pinazo, han presidido este martes esta jornada la renovación del acuerdo que permite al museo custodiar y exponer los dos óleos.

Transcurridos 92 años desde el primero, las partes implicadas han considerado conveniente renovarlo y firmar para ello un nuevo comodato por un plazo de cinco años que podrá ser prorrogado por plazos anuales de forma automática si ninguna de ellas expresa lo contrario.

De este modo, El paso o el marro/La pídola y El balancín continuarán exhibiéndose en la Sala Goya ubicada en la primera planta del Museo de Bellas Artes de València, junto a otras obras de este pintor y de discípulos suyos. La cesión temporal de estos dos cuadros a otros museos o exposiciones necesitará la autorización de la Fundación Ignacio Tarazona Blanch, dado que es la propietaria de los cuadros.

Tras suscribir el nuevo acuerdo, el rector de la Universitat de València ha considerado que este era "un día festivo" por la renovación y ha estimado el comodato "una fórmula bien pensada que permite coordinar todas las sensibilidades en torno al dominio de un patrimonio artístico".

Esteban Morcillo ha afirmado que mostrar los dos cuadros de Goya, "dos auténticas joyas muy bonitas y muy bien estudiadas", de la colección Tarazona Blanch y que el Museo de Bellas Artes sea el espacio cultural que los custodie es "la forma de darles las mejores condiciones de conservación y de exhibición" y de posibilitar "que toda la ciudadanía pueda disfrutar de estas obras".

Morcillo ha expresado su agradecimiento a "la Fundación General de la Universitat de València, a los sucesivos directores de su Observatorio Astronómico, concretamente, a los más recientes -Vicent Martínez, Eduardo Ros y José Carlos Guirado- por haberse preocupado de que hoy podamos tener la firma de este comodato". Asimismo, ha dado las gracias a la Generalitat y al Museo de Bellas Artes por su "apoyo" para "hacer posible también este acuerdo".

"Satisfacción absoluta"

El secretario autonómico de Cultura y Deporte, por su parte, ha asegurado que es una "satisfacción absoluta que durante 92 años" el comodato que se ha renovado este martes "se haya mantenido". Albert Girona ha considerado también una "satisfacción" que la Universitat de València y el Patronato de la Fundación Tarazona Blanch "hayan confiado" en el Museo de Bellas Artes de València para albergar dos cuadros que "completan la obra que tiene de Goya".

El director de este recinto cultural ha valorado el gesto de Tarazona Blanch de entregar sus dos cuadros de Goya a la Universitat de València a través de la fundación que creó en 1909 para que posteriormente se exhibieran en el Museo.

"En cuanto muere, la viuda, en un acto de liberalidad muy importante, automáticamente en seis meses incorpora las obras al museo y desde ese momento, desde 1925, las obras están custodiadas aquí aunque la Fundación Tarazona Blanch mantiene la propiedad", ha comentado.

"Homenaje"

José Ignacio Casar ha afirmado que el Museo de Bellas Artes de València "se congratula de que hoy se haya renovado" este comodato y ha manifestado la intención de que esta firma "sirva de homenaje a esas personas que con actos de liberalidad tan importantes contribuyen de una manera fundamental a la mejora de las colecciones y al disfrute público" de obras de arte.

Casar ha destacado que Ignacio Tarazona Blanch, el impulsor del "telescopio que hay en el actual rectorado administrativo" de la Universitat de València, fue "una de las personas que hizo mucho por la ciencia y por el arte".

Consulta aquí más noticias de Valencia.