Foto/ Proceso De Admisión Escolar
Foto/ Proceso De Admisión Escolar REGIÓN DE MURCIA

La Consejería de Educación, Juventud y Deportes ha adelantado un mes el proceso de admisión de alumnos para el curso escolar 2018-2019, que comenzará el 5 de marzo y concluirá el 16 de marzo, con el objetivo beneficiar a las más de 30.000 familias que solicitarán plaza escolar, así como a los centros educativos, que organizarán con más tiempo el inicio del curso.

Así lo ha presentado este martes la consejera de Educación, Adela Martínez-Cachá, quien ha detallado las novedades que presenta este proceso para el próximo curso, la obligatoriedad de que se presente una única solicitud de admisión por alumno, con la firma de ambos progenitores, las distintas opciones con las que la Consejería comunicará a las familias el resultado del proceso de admisión y el adelanto del sorteo de la letra de 'desempate' para los casos en los que dos o más alumnos sumen la misma cantidad de puntos para acceder a un mismo centro escolar.

Así, la consejera ha explicado que la Consejería que dirige prevé superar las 30.000 solicitudes para el próximo curso, de las que 16.000 corresponderán a puestos escolares de primer curso de Infantil (tres años), cuando las familias eligen centro educativo para iniciar la escolarización de sus hijos. Asimismo, ha recordado que los alumnos que continúan en el mismo centro no tienen que realizar el proceso de admisión.

Martínez-Cachá ha hecho hincapié en que con estos cambios "facilitan la libertad de elección de los padres para escoger el centro educativo de sus hijos" y ha destacado la importancia de ayudar en la conciliación de la vida laboral y familiar, ya que, por ejemplo, "si los padres trabajan en un municipio puedan llevar a su hijo a cualquier centro de esa localidad".

Además, ha recordado que todo el proceso se realiza en "contacto directo y diálogo constante con los directores de los centros y los ayuntamientos".

Así, por primera vez en el proceso de admisión de alumnos será necesaria la firma de los dos progenitores o tutores del menor para formalizar la solicitud, una medida que tiene la finalidad de atender los casos en los que se presente desacuerdo en la escolarización entre los padres por motivos de separación o divorcio.

De este modo, cuando se solicite la admisión en un centro educativo y exista discrepancia en relación con la localidad o municipio donde este se ubica, se dará prioridad a la escolarización en la localidad donde reside el progenitor que convive habitualmente con el menor.

Si la custodia es compartida o convive por igual con ambos progenitores, se dará prioridad al centro en el que el menor tenga hermanos y al centro más próximo al domicilio de cualquiera de ellos. Sobre este asunto, la consejera ha destacado y agradecido la labor de los técnicos y funcionarios de la consejería, que serán los encargados en estos casos de analizar la situación y buscar acuerdos.

Con esta medida, ha subrayado Martínez-Cachá, "padres y madre podrán opinar por igual". Una vez matriculado un alumno, para proceder a un cambio de centro se requerirá como regla general el consentimiento expreso de ambos progenitores.

Otra de las novedades este año, los solicitantes podrán optar por cuatro vías de comunicación para recibir, a modo informativo, los resultados de los diferentes procesos de baremo y adjudicación. Así, podrán estar informados a través de la página web, por mensaje al teléfono móvil, por correo electrónico o a través de la aplicación de mensajería móvil Telegram. De esta manera, quienes así lo autoricen en la solicitud, accederán a la información mediante la vía de comunicación que marquen en la solicitud.

Del mismo modo, ha recordado la consejera, la Región, es desde el pasado curso, una de las dos comunidades, junto a la Comunidad Valenciana, en las que las madres puedan alegar su embarazo para el cómputo de familia numerosa.

Asimismo, los progenitores de niños prematuros que vayan a solicitar su escolarización en Educación Infantil podrán elegir entre la edad legal de la fecha de nacimiento y la edad corregida según el grado de madurez que presente el niño, es decir pueden matricular a su hijo en el curso que le corresponde por edad o en el que curso que le hubiese correspondido si el embarazo hubiera llegado a término.

PLAZOS DEL PROCESO DE ADMISIÓN

El proceso se iniciará el 1 de marzo con el sorteo público de las letras de apellido para desempate. A continuación, entre el 5 y el 16 de marzo las familias podrán presentar los impresos de solicitud en el centro de su referencia o a través de la web de administración electrónica de la Comunidad, tanto para Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

El 10 de mayo se publicará la puntuación y centros de Educación Infantil y Primaria asignados provisionalmente y, el 1 de junio, será la adjudicación definitiva. En Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato la puntuación y centro provisional se publicarán el 4 de junio y, el 6 de julio, los definitivos. Una vez adjudicado a su centro definitivo, el alumno dispondrá de tres días para realizar la matrícula.

Toda la información del proceso, junto a la documentación correspondiente, ha recordado Adela Martínez-Cachá, será publicada en la sección 'Admisión de alumnos' del portal Educarm.

BAREMO

La consejera ha destacado que, este año, se mantiene en el baremo de puntuación la zona escolar única que se implantó el año pasado. De este modo, todos los padres de la Región podrán elegir libremente cualquier centro de su municipio. La primera opción elegida cuenta con dos puntos.

Así, "el domicilio ya no es determinante para poder elegir el centro escolar deseado". El baremo incluye cinco puntos por domicilio o lugar de trabajo en la zona escolar, que se asignarán a todas las familias que soliciten colegio en su mismo municipio, independientemente del barrio o pedanía en la que residan, aunque no se sumarán si lo que se solicita es plaza en un colegio de un municipio diferente al de residencia de la familia.

Los centros participantes de segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Enseñanza Secundaria podrán elegir un criterio complementario, con valor de un punto, que será de su libre elección entre cinco opciones diferentes.

Además, se concederán cuatro puntos para los alumnos que presenten alguna discapacidad o cuyos padres la tengan acreditada, que conseguirán desde 0,5 hasta un total de dos puntos.

Para facilitar la conciliación entre la vida profesional y familiar, el baremo otorga 10 puntos por tener un hermano en el mismo centro y dos por cada uno de los siguientes. Además, con el nuevo baremo se otorgan también puntos adicionales a las familias numerosas: un punto para familia numerosa general y dos para la categoría especial. Del mismo modo, las familias monoparentales tendrán dos puntos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.