La demanda ha sido presentada en su nombre propio y en representación de más de 40 parroquias de su diócesis, contra el Consorcio del Museo Diocesano y Comarcal de Lérida, por retener estos bienes, y contra el Obispado leridano, porque es quien los tiene en depósito.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), la demanda ha recaído en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barbastro.

Estos bienes ya formaron parte de un proceso ante los tribunales de la Santa Sede, que fallaron a favor de las parroquias aragonesas, a pesar de lo cual todavía no han regresado a su lugar de origen.

((Habrá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Huesca.