Según ha informado el Govern este martes, finalmente se ha asumido por parte del Ejecutivo un gasto de 411.000 euros correspondientes a las certificaciones de obra, que estaban pendientes de pago, y de los intereses. La cantidad final incluye una compensación con motivo de las deficiencias que los técnicos imputaban a la constructora.

El acuerdo supone el desbloqueo de la situación judicial sobre las deficiencias del Conservatorio y permite la puesta en marcha de las reparaciones pendientes.

En este sentido, Educación ya ha previsto un plan de reforma del centro que se presentará a la comunidad educativa del Conservatorio en marzo y se prevé que las obras empiecen en verano.