Foto Justicia
Foto Justicia .

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha rechazado la contraoferta presentada por el comité de huelga de los funcionarios del sector judicial gallego y ha instado a los sindicatos a que reconsideren la que los negociadores de la Administración han dejado sobre la mesa y que, ha advertido, "no va a variar por mucho que pasen los días".

"Esto no es ningún pulso, ningún toma y daca; estamos hablando de recursos públicos y la Xunta los tiene que administrar con racionalidad y responsabilidad", ha sentenciado Rueda, en declaraciones a los medios en Pontevedra, en la quinta jornada efectiva -sin tener en cuenta el fin de semana, cuando los juzgados no tienen un funcionamiento ordinario- de huelga indefinida.

La nueva oferta económica que el Gobierno gallego trasladó en la pasada jornada a los sindicatos mejora la última planteada por la Administración "en una media de un 20 por ciento" (con leves variaciones según el aumento se refiera al cuerpo de gestores, de tramitadores o de auxilios del sector judicial).

Es decir, si en la última propuesta el Gobierno gallego planteaba un incremento del complemento autonómico transitorio de entre 660 y 900 euros al año -en función del cuerpo-, este lunes se planteó una subida de entre 816 y 1.080 euros al año. La aplicación sería el 50 por ciento en 2019 y la otra mitad, en 2020, en vez de en tres anualidades.

El comité de huelga, en el que están representados SPJ-USO, Alternativas na Xustiza-CUT, UGT, CSIF, STAJ, CIG y CC.OO.), tildó de "ridícula" esta propuesta y presentó una contraoferta en la que también rebaja sus pretensiones iniciales. Plantea ahora una subida lineal para todos los cuerpos de 225 euros al mes, a la que se llegaría en 2020 porque se aplicaría en tres anualidades.

En concreto, los sindicatos piden un aumento en el complemento autonómico de 100 euros en 2018, a los que habría que sumar 75 euros en 2019 y otros 50 euros en 2020. El Ejecutivo autonómico mantiene que esta subida de "2.700 euros al año" que demanda el comité es "inasumible", y también rechaza la cláusula de revisión automática a partir de 2021 que incluye la contraoferta sindical.

LA NEGOCIACIÓN "SIGUE ABIERTA"

Este martes, en declaraciones a los medios, Rueda ha ratificado este rechazo, al tiempo que ha subrayado que la negociación se puede retomar "en cualquier momento" ya que "sigue abierta".

"Llevamos diciendo desde el principio lo mismo porque es absolutamente cierto. Nosotros nunca nos levantamos de la mesa de negociación; los sindicatos se levantaron y volvieron a la mesa de negociación varias veces", ha señalado el vicepresidente.

A renglón seguido, ha defendido que, en la pasada jornada, la Xunta llevó una propuesta "que mejoraba sustancialmente la anterior", una oferta, la previa, que la Administración ya consideraba "buena". Con el planteamiento autonómico, ha recalcado, que los funcionarios gallegos de justicia pasarían a estar "en la parte alta de la media de comunidades".

"Ayer esta oferta se calificó de ridícula por parte de los sindicatos. Simplemente pongo encima de la mesa qué pensaría la gente en general si le ofrecen una subida de entre 800 y 1.000 euros al año. Seguro que la mayoría pensaría que no es una oferta ridícula", ha manifestado.

PROPUESTAS "REALES" Y OTRAS "INASUMIBLES"

Rueda también ha reprobado que, al margen de la oposición sindical a la oferta autonómica, y de pedir un incremento salarial "inasumible", el comité de huelga incorpore en su petición una cláusula de revisión automática que "obligaría a la Xunta a que, cada vez que una comunidad suba el sueldo a sus funcionarios, se haga también en Galicia".

"Si de repente País Vasco y Madrid deciden hacer una subida, Galicia también tendría que hacerlo automáticamente. Estas son propuestas que no tienen mucho sentido", ha constatado el también conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza.

Y es que, a su juicio, hay "propuestas reales", en alusión a lo que plantea la Xunta y que supondría un incremento de "casi un 4 por ciento" sobre el total de los emolumentos de los trabajadores del sector judicial autonómico y que, en consecuencia, deberían "ser apreciadas", y otras ofertas que son "absolutamente inasumibles".

"LAS ARCAS PÚBLICAS NO SE LO PUEDEN PERMITIR"

Rueda, quien ha recordado que acceder a la demanda de los sindicatos supondría un aumento 13,3 por ciento sobre el total de sus emolumentos, ha esgrimido que "las arcas públicas no se pueden permitir" subidas de este calado para los funcionarios porque se trata de "recursos públicos que tienen que ser administrados con racionalidad".

Dicho esto, ha subrayado que, si la última propuesta que hizo la Xunta "vuelve a ser considerada por los funcionarios", se continuará negociando. "Si no, la Xunta hizo una propuesta y es la que se mantiene. Por mucho que pasen los días, no va a variar", ha advertido.

No en vano, ha indicado que este lunes se mejoró la última oferta en torno a un 20 por ciento y la Administración "no va a estar todos los días con una subida simplemente porque los sindicatos no la acepten y la descalifiquen".

"Esto no es ningún pulso, ningún toma y daca; estamos hablando de recursos públicos y la Xunta los tiene que administrar con racionalidad y responsabilidad", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.