Jacob Zuma
El presidente sudafricano, Jacob Zuma, durante un acto electoral en Bergville, Sudáfrica, el 15 de abril de 2009. KIM LUDBROOK / EFE

El partido gubernamental sudafricano, el Congreso Nacional Africano (CNA), ha decidido este martes cesar a Jacob Zuma como presidente del país, según fuentes de la formación citadas por la agencia británica de noticias Reuters. El comité ejecutivo del partido tiene la autoridad de ordenar a Zuma que presente su dimisión como jefe de Estado, si bien no está claro que vaya a acceder a hacerlo.

Poco antes de que se tomara la decisión, la cadena de televisión estatal sudafricana, SABC, había informado de que el organismo había dado 48 horas a Zuma para que presentara su dimisión, casi ocho horas después del inicio de una reunión del comité ejecutivo para decidir el futuro del presidente, cuya imagen se ha visto dañada por múltiples escándalos de corrupción.

La resolución en torno a Zuma había sido aplazada en las últimas semanas debido a las conversaciones que han mantenido el mandatario y el vicepresidente, Cyril Ramaphosa, quien fue elegido en diciembre como presidente del CNA. En las mismas, se especuló con que Ramaphosa estaba intentando negociar una salida para Zuma que no implicara forzar a dimitir al jefe de Estado.

Zuma, cuya presidencia se ha visto marcada por las acusaciones de corrupción y la mala gestión económica, está en una posición debilitada desde que el ANC decidió en diciembre relevarle como líder de la formación.

El 22 de febrero, el mandatario podría afrontar una nueva moción de censura, tras haber superado varias a lo largo de esta legislatura. En esta ocasión, sin embargo, la perspectiva para Zuma es distinta ya que han aumentado las voces dentro de su partido que abogan por que abandone el cargo antes de que finalice su mandato, a mediados de 2018.