El reconocimiento certifica las buenas prácticas de Enfermería implantadas en el CHN en tres campos: la valoración y prevención de las úlceras por presión (típicas de pacientes inmovilizados o encamados), la atención continuada en casos de ictus y el cuidado de los accesos vasculares.

La entrega de la distinción ha tenido lugar este lunes, en un acto celebrado en la sede del ISCIII, en el que un total de 26 instituciones españolas de 13 comunidades autónomas han recibido este reconocimiento. El evento ha estado presidido por el secretario general de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, el director del ISCIII, Jesús F. Crespo, y la directora ejecutiva de la Asociación Profesional de Enfermeras de Ontario (RNAO, en sus siglas en inglés), Doris Grinspun, entidad canadiense promotora de esta acreditación.

El director de Servicio de Planificación, Evaluación y Gestión del Conocimiento del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra, Javier Abad, ha sido el encargado de entregar esta acreditación a Ana Mateo, jefa de Área de Enfermería de Desarrollo en Cuidados e Innovación del CHN y coordinadora del proyecto.

En el acto le han acompañado la directora de Cuidados del CHN, María Teresa Soria, y representantes de las tres guías implantadas por las que se ha otorgado el reconocimiento, Montserrat Ibero (Guía de Valoración y prevención de las úlceras por presión) , Leire Mena (Guía Valoración del Ictus mediante atención continuada) , Inés Corcuera (Guía de Cuidados y mantenimiento de los accesos vasculares para reducir complicaciones), entre otras profesionales del área de Enfermería de Desarrollo en Cuidados e Innovación que han impulsado este proyecto.

Los Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados (CCEC) son instituciones sanitarias, como hospitales, centros de larga estancia, centros de atención primaria y otros centros públicos relacionados con la atención sanitaria que se comprometen con la implantación de guías de buenas prácticas.

La iniciativa se enmarca en el programa internacional Best Practice Spotlight Organizations (BPSO) de la Asociación Profesional de Enfermeras de Ontario, cuya gestión en España se realiza a través de la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud (Investén-isciii), del Instituto de Salud Carlos III, a través del Centro español para los cuidados de salud basados en la evidencia (CECBE), un centro de excelencia del Instituto Joanna Briggs, en cuya financiación contribuyen 16 Comunidades Autónomas.

GUÍAS FRUTO DE LA COLABORACIÓN INTERDEPARTAMENTAL E INTERDISCIPLINAR

El CHN se adhirió a este programa en 2015, tras ser seleccionado como candidato a centro comprometido con la Excelencia en Cuidados (BPSO). A través de un equipo liderado por profesionales de la Dirección de Cuidados, se inició entonces la implementación de las tres guías de cuidados reconocidas. Para el desarrollo de este proyecto se puso en marcha un mecanismo importante de trabajo y colaboración interdepartamental e interdisciplinar.

Este proyecto incide en la importancia del trabajo en equipo, la unificación de criterios para evitar la variabilidad de la práctica clínica, la necesidad de impulsar la cultura de la práctica basada en la evidencia y la aplicación de los conocimientos teóricos a la práctica asistencial.

El objetivo es aumentar la calidad y seguridad asistencial y mejorar resultados en los cuidados que se ofrecen a los y las pacientes y sus familias.

Próximamente, el centro español colaborador para los cuidados de salud basados en la evidencia, Instituto Joanna Briggs, acudirá al CHN para hacer entrega de este reconocimiento de manera personalizada. El equipo promotor de las guías que han merecido esta distinción trabaja ya en una nueva guía de mejora de los cuidados, vinculada a la Estrategia de Humanización del Sistema Sanitario Público de Navarra.

25 GUÍAS IMPLANTADAS EN SEIS AÑOS, UNA LABOR RECONOCIDA POR LA OMS

Desde la puesta en marcha de este programa en el Estado en 2012, las guías de buenas prácticas implantadas o en proceso de implantación en el marco de este programa son 25. En ellas, se abordan temas como el manejo de factores de riesgo de enfermedades crónicas, valoración y manejo de diferentes enfermedades crónicas, problemas de seguridad del paciente o el adecuado manejo de signos y síntomas, entre otros.

Las instituciones implicadas en el programa de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados están contribuyendo a cambiar la prestación de cuidados hacia una práctica basada en la evidencia. Además de los cambios y adecuación en estructuras, establecimiento de nuevas consultas de enfermería, homogeneización de registros, un amplio despliegue formativo o el impacto en difusión científica, destacan los resultados obtenidos para la salud de los y las pacientes y la práctica clínica de los profesionales.

Así, según datos aportados por el ISCIII, las caídas se han reducido del 2,2% al 1,78% y la gravedad de las lesiones como consecuencia de una caída han pasado de 1,1% con lesiones graves a 0%, la lactancia materna exclusiva en el momento del alta hospitalaria se sitúa entre el 78%-85% (según el centro), la lactancia materna exclusiva a los 6 meses como indicador de referencia para la OMS ha pasado del 29,7% al 40,3%.

Entre los procesos clínicos, la valoración integral y educación a pacientes se ha incrementado notablemente, alcanzando en muchas guías cifras mayores al 90%; la detección del dolor y la planificación de cuidados al respecto se sitúan por encima del 90% y 80%, respectivamente, el marcaje del estoma (directamente relacionado con la calidad de vida del paciente con ostomía) se ha incrementado hasta el 54%.

Este conjunto de resultados ha hecho que el Programa Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados haya sido seleccionado como buena práctica por la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016.

Consulta aquí más noticias de Navarra.