Varias personas se protegen del frío y la nieve en Madrid.
Varias personas se protegen del frío y la nieve en Madrid. EFE

Veinte provincias continúan este martes en alerta naranja o amarilla por mínimas que oscilaran entre los 4 y 10 grados bajo cero en amplias áreas de la mitad norte peninsular, según la última información de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Cataluña tiene aviso de riesgo importante en la provincias de Girona y Lleida por valores mínimos que descenderán hasta los 10 grados bajo cero en áreas del Pirineo y Valle de Arán, mientras que Barcelona está en alerta amarilla por temperaturas de 6 grados negativos en el prepirineo.

Aragón sigue con alerta amarilla por mínimas entre los 4 y 8 grados bajo cero en el Pirineo, Albarracín, Jiloca, Gúdar, Maestrazgo, Cinco Villas y en la Ibérica zaragozana, y aviso amarillo por nevadas en Huesca y Zaragoza.

Toda Castilla y León, excepto la provincia de Valladolid, mantiene el aviso amarillo por frío intenso y mínimas cercanas a los 7 grados bajo cero, y alerta amarilla por nevadas en León y Zamora en zonas de la Cordillera Cantábrica y Sanabria.

Las provincias de Cuenca y Guadalajara y las comunidades de Cantabria, Madrid, Navarra y La Rioja tienen activado el aviso amarillo por frío intenso o nevadas.

En todo el litoral de Galicia hay alerta por temporal marítimo con especial incidencia en A Coruña, que permanece en alerta naranja por olas de entre 5 y 6 metros. En Lugo, Pontevedra  y Orense hay alerta por lluvia o nieve.

En la costa del País Vasco y de Asturias hay aviso amarillo por olas de entre 4 y 5 metros.

En Baleares se prevén intervalos nubosos con algún chubasco o tormenta ocasional y en el norte de las islas Canarias de mayor relieve este será un martes de cielos nubosos con probables lluvias ocasionales.

La cota de nieve ha bajado al principio del día hasta los 100 a 500 metros en amplias zonas de la mitad norte peninsular y por la tarde subirá a 900 a 1.800 metros. En los Pirineos se situará entre 600 y 1.000 metros y en Baleares llegará a bajar a entre los 500 y 800 metros.

En cuanto a las temperaturas, las diurnas aumentarán en Galicia, Cantábrico y el entorno de Levante y descenderán en el nordeste peninsular, con pocos cambios en el resto.