El investigador de la Universidad de Jaén Francisco J. Santos.
El investigador de la Universidad de Jaén Francisco J. Santos. UJA

El objetivo es estudiar desde el punto de vista meteorológico los recursos renovables (solar y eólico), identificar las áreas estratégicas para la producción y buscar la complementariedad entre ellos para abastecer la demanda eléctrica europea de forma óptima, ha informado este lunes la institución jiennense.

Francisco J. Santos, David Pozo Vázquez y José Antonio Ruiz Arias, físicos especializados en Meteorología de la UJA, colaboran en esta investigación con los expertos David Brayshaw y John Methven, de Reino Unido, y con Nikolaos Thomaidis, de Grecia, para idear un sistema eléctrico que traspase fronteras geográficas y políticas en Europa, y que aumente y la producción energética renovable.

"El principal problema de las fuentes renovables es que tienen una gran variabilidad temporal, es decir, presentan un comportamiento muy fluctuante que hace difícil que la demanda eléctrica pueda ser cubierta sólo con este tipo de recursos", ha explica do Francisco J. Santos.

En este sentido, ha apuntado que el gran reto para diseñar estos sistemas eléctricos con una muy alta participación de renovables es que la producción se ajuste lo máximo posible a esta demanda de una manera estable.

El experto ha indicado que para cubrir la demanda eléctrica la mejor solución no es sobredimensionar el sistema eléctrico de renovables, algo que aumentaría el coste de la electricidad, sino utilizar óptimamente esta generación de renovables y apoyarse en sistemas de almacenamiento e intercambios de energía con otras regiones para cubrir el cien por cien de la demanda eléctrica.

El equipo científico ha analizado la disponibilidad de recursos de las dos principales fuentes renovables, energía solar fotovoltaica y energía eólica, en todo el continente y durante un período de 36 años (1980-2015).

A partir de estos datos, las regiones con mayores recursos son, en primer lugar, la Península Ibérica, tanto en el caso de energía eólica como fotovoltaica; en segundo lugar, el resto de países de la cuenca mediterránea (Francia, Italia y Grecia) en el caso de energía solar fotovoltaica, mientras que, en tercer lugar, están Reino Unido y los países nórdicos y del centro de Europa en cuanto a la energía eólica.

"Nuestra meta es aplicar un método de optimización que utilice toda la información del recurso renovable disponible para localizar de forma óptima las plantas solares y eólicas en Europa de forma que proporcionen energía eléctrica de forma estable", ha detallado el investigador.

Más allá de identificar las regiones estratégicas en producción de renovables, el estudio contempla también el índice de temporalidad para saber en qué meses del año estos recursos están más o menos disponibles. Reino Unido por un lado, y Grecia, Italia y algunos países del Este, por otro, "complementan muy bien sus patrones meteorológicos para estabilizar la producción" y "también la Península Ibérica y Alemania se combinan muy bien para producir energía"

Este estudio ha sido publicado recientemente en la prestigiosa revista científica 'Environmental Research Letters', una de las de mayor referencia internacional en este ámbito.

Según ha destacado Francisco J. Santos, "llama la atención que en un país como España, con tanto potencial de recursos renovables, la apuesta por estas plantas de producción energética, especialmente fotovoltaica, haya sido mucho menor que en países con menores recursos como Alemania".

Al hilo, ha comentado que en España aproximadamente el 40 por ciento del consumo eléctrico actual se abastece con energías renovables, mientras que en otros países, como Dinamarca, este porcentaje supera el 60 por ciento.

"Actualmente los operadores eléctricos de cada país aún se muestran algo reacios a contemplar un sistema eléctrico común a nivel europeo", ha afirmado. Así, los resultados de esta investigación están especialmente orientados para hacer ver a organizaciones políticas internacionales, así como para promotores y gestores de la red, que la posibilidad de aumentar los intercambios energéticos es más beneficiosa y económica que intentar cubrir la demanda de cada país de forma independiente, especialmente cuando los sistemas eléctricos tengan una alta penetración de renovables.

Finalmente y de cara al futuro, Santos ha señalado que los próximos pasos en la investigación son incorporar la generación hidroeléctrica y otros sistemas de respaldo, el impacto del vehículo eléctrico y las restricciones del sistema de transmisión eléctrica para diseñar un sistema eléctrico Europeo basado principalmente en renovables.

Consulta aquí más noticias de Jaén.