Así lo ha explicado Herreras en declaraciones a los medios de comunicación tras una reunión con el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, en la que también ha participado el presidente de la Asociación Vallisoletana de Comercio (Avadeco), Alejandro García Pellitero.

Herreras ha señalado que el edil ha apuntado que la previsión es afrontar esta obra en verano, que supondría elevar el nivel de la calzada para igualar el firme de toda la calle con las vías peatonales de su entorno -Teresa Gil o Castelar, entre otras-.

En la reunión, el edil de Seguridad y Movilidad también ha consultado la opinión de los comerciantes sobre una posible peatonalización de la calle Claudio Moyano. El representante de Fecosva ha señalado que el equipo de Gobierno todavía tiene abiertas "todas las posibilidades" como hacerla peatonal "totalmente", cerrarla para el transporte privado o eliminarla del recorrido de las líneas de autobús que pasan por ella desde el pasado mes de diciembre.

Herreras ha añadido que Fecosva ha realizado una encuesta entre sus asociados en la que se ha manifestado que estarían en contra de un "corte por la brava, como se ha hecho en Regalado", donde simplemente se prohibió el tráfico rodado y no se ha actuado sobre la calle más allá de la señalización.

"Si se hace algo tenemos que ver un proyecto conjunto en movilidad y dejar el firme en condiciones", ha aseverado Herreras.

Por su parte Alejandro García Pellitero ha manifestado su apoyo a que el equipo de Gobierno realice pruebas en la calle Claudio Moyano del corte total al tráfico, o dejarla exclusivamente para autobuses, antes de tomar la decisión definitiva que esperan que "sea la más acertada".

"Si vemos que se sigue adelante y el proyecto de urbanización es atractivo y se puede hacer una buena campaña lo apoyaremos, pero si se deja la calle igual somos reticentes", ha advertido el presidente de Avadeco.

El representante de la asociación de comerciantes ha matizado que se trata de un asunto "difícil" pues ha apuntado que muy cerca de Regalado se encuentra la calle Santa María, que es peatonal y tiene "bastantes locales cerrados", por lo que "al comerciante le da miedo que con estos cambios generen cierres y se pierda el poco comercio de Claudio Moyano".

También ha recordado que hace unos años se eliminaron las plazas de aparcamiento en superficie de esta calle, se ampliaron las aceras y en ellas se han instalado terrazas de establecimientos, por lo que desconoce si todavía se podría mejorar más el tránsito de peatones.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.