Granizo en la AP-7.
Imagen de granizo en la AP-7. @infoautopista

A primera hora de esta tarde de lunes se ha producido una fuerte tormenta de granizo en el litoral de Tarragona y en el Baix Penedès afectando la circulación por la AP-7 y la N340.

La acumulación de nieve y un accidente de tráfico han cortado también el paso por la carretera C-25, el eje transversal catalán, mientras que el granizo en la calzada ha provocado dos cortes en la autopista AP-7. El servicio de autopistas ha retirado la nieve y facilitar el paso de los vehículos.

Según ha informado Protección Civil, la nieve ha obligado a cortar la C-25 en ambos sentidos en el punto kilométrico 188, en el paso de la vía por el municipio de Sant Julià de Vilatorta (Barcelona), donde también ha tenido lugar un accidente de tráfico.

El temporal ha provocado una tormenta de granizo que ha producido afectaciones en la autopista AP-7, en concreto un corte en ambos sentidos entre los kilómetros 237 y 240 en su paso por Altafulla (Tarragona), y otro corte en el punto kilométrico 1169.

Las máquinas quitanieves están trabajando para despejar estas vías, según ha indicado Protección Civil, donde el granizo y la nieve han quedado acumulados.

El Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) ha registrado varias precipitaciones de nieve granulada y granizo en algunos puntos del Prepirineo y del interior catalán, cerca de poblaciones como Berga y Sant Quirze de Besora, en la provincia de Barcelona.

Además, el SMC ha detectado episodios de nieve intensa en la comarca de Osona (Barcelona y Girona), en concreto en lugares como Espinelves (Girona), por lo que Protección Civil ha recomendado que los conductores eviten circular por esta zona.

El servicio de Emergències de Catalunya ha declarado el nivel de prealerta #NEUCAT en esta zona

Consulta aquí más noticias de Tarragona.