Se trata de un proyecto de investigación que indaga en el cruce de la historia china y española y, en concreto, en la de Taiwán, isla con una gran herencia occidental, tras su ocupación española desde 1626 hasta 1642.

"Mis raíces asiáticas, siendo mis padres inmigrantes chinos, me impulsaron a elegir este tema que aún hoy es bastante desconocido", ha explicado esta estudiante madrileña de segundo de Bachillerato reconocida con el Premio Especial de la Universidad de Málaga, dotado con 3.000 euros.

Shuang Shuang Yu afirma que los motivos de la ocupación española de la isla son dos: económicos y religiosos. "Por un lado buscaban defenderse de la amenaza comercial de los holandeses sobre los intereses económicos de los españoles en la zona, así como utilizar la isla después como base para ampliar el comercio y, por otro, difundir el Evangelio de la Iglesia Católica en Asia y evitar a su vez la difusión del protestantismo", ha informado.

El certamen lleva desde 1988 despertando vocaciones investigadoras entre los estudiantes de Enseñanza Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional con la finalidad de mejorar la cultura científica y fomentar la actitud crítica de los jóvenes, según han precisado desde la UMA en un comunicado.

Se trata de una iniciativa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Secretaría General de Universidades, organizada de forma conjunta con el Instituto de la Juventud (Injuve). La UMA colabora junto con otras entidades como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Politécnica de Madrid, la Real Sociedad Española de Física, la Sociedad Científica Informática de España, la Fundación ONCE y la Conferencia de Decanos y Directores de Ingeniería Informática española.

A la trigésima edición del Certamen Jóvenes Investigadores se presentaron 179 proyectos de un total de 255 estudiantes, 119 hombres y 136 mujeres, de centros procedentes de 15 comunidades autónomas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.