Así lo ha resuelto en primera instancia la Junta de Portavoces por unanimidad de todos sus miembros. Así, a partir de ahora, se emitirá un decreto de Alcaldía, designando al catedrático barcelonés Joan Pagès Blanch como instructor de los méritos.

En paralelo, será necesario la elección del artista que deberá hacerse cargo de pintar a óleo el retrato de Pilar Benejam.

Una vez que el instructor haya entregado el documento de méritos, la memoria pasará a la consideración de la corporación en el pleno, que deberá manifestarse a favor de la declaración en una proporción de votos que necesita llegar a los dos tercios.

En la misma sesión plenaria, además de proceder a la declaración legal de Hija Ilustre, la Corporación deberá aprobar la fecha en la que se tiene que hacer la proclamación pública del galardón, con la correspondiente entrega del diploma acreditativo y la muestra del retrato para la galería del Salón Gótico del Ayuntamiento.

Al llegar a este punto, Ciutadella contará con la segunda Hija Ilustre que pertenece al segmento de las mujeres, después de la botánica Maria Àngels Cardona Florit, declarada Hija Ilustre en el año 2001.

Además, Pilar Benejam será la cuarta mujer Hija Ilustre de toda Menorca, donde se cuenta con los nombres de Maria Lluïsa Serra y Margarita Comas en Mahón, así como de Maria Àngels Florit en Ciutadella.