Renión
Renión CS

Álvarez, que se ha reunido con el presidente de la Federación Cántabra del Taxi, Manu Andoni, y el coordinador de Cs Santander, Marcos Gutiérrez, ha opinado que la entrada en funcionamiento del Metro TUS "ha sido fruto de la improvisación", por lo que "ahora todos tenemos que sufrir las consecuencias".

Por eso ha instado a los responsables municipales a que "reconozcan sus errores" en la puesta en funcionamiento de un servicio "que no era necesario en la ciudad" con el objetivo de "enmendarlos".

Asimismo, Álvarez ha subrayado que el equipo de Gobierno del PP "debería haber tenido en cuenta la opinión profesional tanto de los taxistas como de los propios conductores de la red de autobuses de la capital ya que seguramente no estaríamos hablando, en estos momentos, de un carril absurdo hecho a base de parches".

Una postura respaldada por el coordinador de Cs Santander, que ha hecho hincapié en que los nuevos autobuses "van vacíos porque la falta de planificación ha dado como resultado un sistema que deja a vecinos de barrios periféricos esperando más de 40 minutos para coger un autobús".

En este sentido, Álvarez ha subrayado que "no tiene sentido" que se prohíba a los taxis parar para recoger o dejar clientes del servicio en la arteria principal de la ciudad, ya que se pierde la ventaja que tiene el taxi frente al autobús, que es "dejar al usuario en la puerta".

Por todo ello, el portavoz de Cs ha sostenido que el Consistorio "debe resolver la desigualdad creada hacia los taxistas de otras localidades del área metropolitana", como Camargo, El Astillero, Santa Cruz de Bezana o Piélagos, que "no tienen

derecho a circular por el carril bus frente a los taxis de Santander", lo que motiva, según sus palabras, "que se den situaciones incomprensibles cuando un cliente coge un taxi, por ejemplo, en el aeropuerto de Santander, y cuál es su sorpresa al comprobar que el vehículo en el que accede a la ciudad no tiene derecho a circular por el carril reservado".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.