Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía, dos agentes en servicio vieron cómo el joven y otro hombre iban por la calle La Moral en la tarde del domingo y, al ser conocidos policialmente por sus antecedentes y llevar una bolsa con siete botellas de aceite, les dieron el alto.

Al preguntarles por su procedencia, manifestaron haberlas comprado en la Avenida de María Auxiliadora, una situación que no se ajustaba a la realidad, pues, por las gestiones practicadas, los agentes comprobaron que las botellas habían sido sustraídas y no abonadas.

Entonces, les comunicaron la intención de iniciar los trámites para un Juicio Inmediato por Delito Leve de hurto, a lo que accedieron inicialmente ambos. Sin embargo, uno de los identificados empujó fuertemente de un manotazo a unos de los agentes y huyó a la carrera del lugar.

Media hora más tarde, otra dotación policial le localizó

en la calle Las Paces. Entonces, los agentes le identificaron,

procedieron a su detención y le intervinieron un destornillador que llevaba entre sus pertenencias.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.