El arresto se produjo la tarde del pasado día 10, en un domicilio de la calle Los Ángeles. Fue una vecina quien llamó a la Policía para alertar de que estaba escuchando a una mujer dar gritos y pedir auxilio.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Policía y, tras llamar los agentes a la puerta, se encontraron a la víctima llorando y en "estado de nerviosismo". Esta relató que había tenido una fuerte discusión con su pareja y que había recibido varios empujones. El hombre fue entonces detenido y trasladado a dependencias policiales, mientras que otra patrulla llevó a la víctima al Centro de Salud del Llano, dado el estado de shock que presentaba.

Por otro lado, durante el fin de semana la Policía Local de Gijón también detuvo a tres conductores por circular con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg por litro. A una conductora, se le imputó, además, un delito de desobediencia grave al negarse a realizar las pruebas de alcoholemia legalmente establecida, mientras que otros cinco conductores fueron denunciados en vía administrativa, al detectárseles una tasa de alcohol en aire espirado inferior a 0,60 mg por litro.

Asimismo, en materia administrativa, fue denunciado un local de la calle Poeta Alfonso Camín por no presentar licencia y permitir fumar en su interior, además de que cuatro clientes fueron denunciados por este hecho.

Consulta aquí más noticias de Asturias.