T1 del Aeropuerto de Barcelona El Prat.
T1 del Aeropuerto de Barcelona El Prat. EUROPA PRESS

El aeropuerto de El Prat arranca el Plan Director para el periodo 2017-2026, con el que se quiere aumentar su capacidad actual para hasta 55 millones de viajeros al año hasta los 70 millones en 2026. En 2017 se llegó a los 47,3, cifra récord, un 7,1% más que en el año 2016.

El ministro de Fomento,Íñigo de la Serna, presentó este lunes este ambicioso proyecto que contempla construir una nueva terminal satélite de la T-1 a partir de 2022 que estará destinada a vuelos intercontinentales. Tendrá 17 pasarelas para grandes aeronaves y estará enlazada con la T-1 subterráneamente.

La inversión total que promete Fomento con este plan es de 1.929 millones de euros con IVA y 1.594 sin IVA (200 millones para el edificio satélite) y no incluye una nueva pista para El Prat, que resulta inviable si se quieren respetar los espacios naturales del circundante Delta del Llobregat, dijo el ministro.

Así pues, el aeropuerto de Girona-Costa Brava pasará a funcionar como esa cuarta pista del de Barcelona. Para De la Serna, ambas infraestructuras deberán considerarse a partir de ahora como “una única” gracias a la construcción de una estación de tren de alta velocidad AVE en el aeropuerto de Girona que hará de lanzadera con el aeródromo barcelonés.

Esta estación costará 55 millones de euros que saldrán de fondos estatales (de los presupuestos de Aena y Adif). El proyecto de la nueva parada, que se ubicará a unos 500 metros de la terminal gerundense, estará redactado este mismo año. El trayecto en tren lanzadera desde el aeropuerto de Girona al centro de Barcelona será de 40 minutos.

Otras actuaciones previstas en El Prat son una nueva plataforma de estacionamiento de aeronaves, presupuestada en 70 millones de euros, un nuevo edificio de parkings y la ampliación de la terminal de pasajeros.

Dos fases de inversión

Los dos periodos de inversión pactados van del presente 2017 al 2021 y del 2022 al 2026, entre Barcelona y Girona. Hasta 2021, en Barcelona se invertirán 521 millones, de los que 191 serán para la remodelación del dique sur de la T-1 y para la plataforma de estacionamiento de aviones así como la terminal satélite. Los otros 330 serán para la conexión por tren de la T-1 con el centro de Barcelona. A Girona se destinarán 23 millones haciendo un total de 544.

La inversión prevista para la segunda fase asciende a 690 millones: 200 para la nueva terminal satélite de la T-1 y sus 17 pasarelas de estacionamiento para grandes aeronaves, 255 para la conexión entre ambas terminales y 70 para el nuevo aparcamiento junto a la T-1. En Girona se invertirán 360 millones de euros. Está incluida la ampliación de la terminal en 60.000 metros cuadrados (265 millones de euros) y de la plataforma para el estacionamiento de aviones en 52.000 metros cuadrados.

Una década de crecimiento de los vuelos intercontinentales

En 10 años, el flujo de viajeros entre el Prat y América Latina ha crecido en un 34%;con América del Norte en un 30,2%;con África en un 8,1%;con Asia en un 73,8% y con Oriente Medio en un 4,3%. De ahora a 2018  comenzarán a operar 43 nuevas rutas internacionales.

Buenos datos de pasajeros en enero

En enero, El Prat registró 3,06 millones de pasajeros, un 9,1% más que en el mismo periodo de 2017. Se operaron 22.403 vuelos, un 7,5% más, y se transportaron 12.256 toneladas de mercancías, un 18,7% más que hace un año. Los pasajeros de vuelos nacionales crecieron el mes pasado un 11% y los de vuelos internacionales un 8,2%. Por su parte, el aeropuerto de Girona registró el mes pasado 41.718 pasajeros, un 2,4% más que en 2017, y por contra el de Reus 6.612, un 30,3% menos.

Cuarto gran plan para El Prat

El aeropuerto ha pasado por tres grandes planes. El primero, a finales de los años sesenta, el segundo en el año olímpico 1992 y el tercero, el llamado Plan Barcelona, de 1999, que culminó con el estreno de la T-1 en 2009.

Ciudad aeroportuaria

Este proyecto queda por el momento fuera del Plan Director del aeropuerto de El Prat. La redacción de su plan específico está actualmente en la fase final y este dará salida a los terrenos que desde hace años tenían que haber albergado hoteles y oficinas. 

Consulta aquí más noticias de Barcelona.