Bodegas Valdemar crea la primera experiencia enoturística inclusiva
Bodegas Valdemar crea la primera experiencia enoturística inclusiva BODEGAS VALDEMAR

La 'Experiencia Valdemar', que ya ofrecía la bodega de Rioja Alavesa, evoluciona y ahora pueden asistir los visitantes con discapacidad cognitiva, auditiva, visual, física y orgánica, un colectivo de más de 3,8 millones de personas, según el INE.

'Experiencia Valdemar' tiene una duración aproximada de 90 minutos, un coste de 18 euros e incluye la cata de tres vinos maridados con tres tapas. Existe la posibilidad de contratar opcionalmente una traductora al lenguaje de signos para obtener una traducción simultánea de la visita.

CENTRADO EN LOS SENTIDOS

Dispone de un vídeo de introducción traducido al lenguaje internacional de signos; interpretación de la visita en lengua de signos mediante QR que es especialmente útil para proporcionar autonomía total para visitantes sin capacidad auditiva; un folleto de lectura fácil en braille para discapacidad cognitiva.

Además ofrece traducción al braille de las etiquetas de los vinos disponibles en la tienda; un interesante juego de aromas durante el recorrido; pictogramas de lectura fácil para garantizar la comprensión; un vídeo de catas también en lengua de signos y una página web de enoturismo diseñada de forma accesible.

Asimismo, Bodegas Valdemar ha transformado sus instalaciones creando accesos adecuados mediante rampas, ha cambiado parte del mobiliario para evitar barreras de movilidad, las señales del recinto ahora son más intuitivas y claras, se ofrecen baños adaptados y hay plazas de aparcamiento reservadas para facilitar la accesibilidad.

El equipo de enoturismo de Valdemar, el encargado de realizar personalmente la guía de las 'Experiencias Valdemar', ha obtenido el certificado de atención a personas con necesidades especiales que otorga la empresa Equalitas vitae, especialista en turismo accesible.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.