Así lo ha explicado Manuel Martínez Pan, el delegado territorial de la ONCE en Galicia, en una entrevista concedida a RNE y recogida por Europa Press, en la que ha destacado el "gran avance" que se ha producido en inclusión social y visibilidad de la discapacidad en las últimas décadas y poniendo en valor la creación de empleo como fuente de normalización.

En este sentido, ha recordado que la ONCE abonó de forma directa, según datos de junio de 2017, 70.108 nóminas en España, lo que la convierte en el "cuarto empleador en España para personas con y sin discapacidad". "Esa es nuestra verdadera capacidad transformadora", ha resaltado.

Por ese motivo, ha explicado que para la ONCE su principal objetivo es "seguir incrementando las oportunidades de trabajo para las personas con discapacidad", poniendo de relieve que en Galicia da empleo a cerca de 2.200 personas, de las que 850 trabajan directamente -700 son vendedores de los productos comercializados de juego-, y cerca de 1.300 en 'Ilunion', que cuenta con 26 centros de trabajo en Galicia, 16 de ellos centros especiales.

El objetivo fijado pasa por seguir incrementando el empleo hasta llegar a los 1.400 trabajadores en Ilunion, ha avanzado, para lo que se están intentando incorporar nuevas líneas de negocio en Galicia. En la actualidad, ya se cubren áreas como la seguridad, la limpieza industrial, la lavandería industrial o la automoción.

Aunque ha admitido que "los recursos siempre son escasos", ha valorado positivamente el trabajo de la Xunta en materia de discapacidad, añadiendo que "a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades autónomas" en Galicia la ONCE "está satisfecha". "Aquí nunca hubo riesgo de desaparición de las ayudas y sabemos de la relevancia que para la Xunta tiene la discapacidad", ha agregado.

LA TASA DE ABANDONO ESCOLAR EN NIÑOS CIEGOS ES INFERIOR A LA MEDIA

Por otra parte, preguntado por el área educativa de la ONCE, Manuel Martínez Pan ha incidido en el "gran orgullo" que supone que Galicia posea uno de los cinco centros de estudios de la ONCE en España, concretamente, el situado en Pontevedra, que permite mejorar la educación de las personas ciegas.

En este sentido, ha explicado que la tasa de abandono en los niños ciegos "está muy por debajo de la media, es de un 9'5%, frente al 25% del resto de la población", un dato que atribuye al hecho de que "la persona con discapacidad no se puede permitir el lujo de no estar altamente capacitada para poder competir en el mercado".

Ante la existencia de nuevos sistemas tecnológicos que, a través de unas gafas de lectura inmediata, permiten a las personas con discapacidad visual comprender lo que sucede a su alrededor, a los que hizo referencia el presidente de la Xunta de Galicia tras su estancia en Israel, ha destacado que en España ya se dispone de esta tecnología, a través de los teléfonos inteligentes y de forma más económica. "Es un buen proyecto pero aquí tenemos también alternativas".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.