A todos ellos se les detuvo y se les instruyeron diligencias judiciales por un delito contra la seguridad vial, mientras que los cuatro vehículos fueron trasladados por la grúa al depósito municipal de Ojaiz, según informa hoy la Policía Local.

El primero de ellos de fue detenido casi a las dos de la mañana en la calle Santa Lucía donde, tras cometer una infracción, los agentes le dieron el alto y le realizaron la prueba de alcoholemia, que resultó positiva en más del doble de los permitido.

Un segundo conductor fue localizado a las 4.30 horas en la calle Castilla donde cometió una infracción que vieron agentes del cuerpo y que le pararon y le realizaron la prueba de alcoholemia, que dio más del triple de lo permitido.

Otro fue interceptado en la avenida de Candina a las 6.30 horas, también tras una infracción de tráfico, e igual que el anterior triplicó la tasa de alcoholemia. Mientras que el cuarto y último fue el único al que pararon en un control preventivo, sobre las 6.15 horas, y fue detenido tras duplicar la tasa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.