Rose McGowan
La actriz Rose McGowan. GTRES

La actriz Rose McGowan ha culpado a Harvey Weinstein del suicidio de su exrepresentante Jill Messick, involucrada en el escándalo de los abusos sexuales del productor estadounidense.

La actriz ha publicado un mensaje en Instagram tras la muerte de su exrepresentante. "Para Jill: que tu familia encuentre algún consuelo durante este dolor. Asombra que un hombre pueda causar tanto daño, pero trágicamente es verdad. El hombre malo nos hizo esto a las dos. Que encuentres la paz en el plano astral. Que encuentres serenidad en las estrellas", ha escrito.

McGowan fue la primera en señalar públicamente al productor de Hollywood al asegurar que la violó. Sus palabras desataron una oleada de reacciones y denuncias por parte de otras actrices a Weinstein, y esto a su vez destapó numerosos casos de abusos sexuales y acoso en la industria cinematográfica estadounidense.

El caso Weinstein fue además el detonante de un movimiento feminista denominado "Me too" (yo también), abanderado por muchas actrices de Hollywood y presente en ceremonias de premios como los pasados Globos de Oro.

Messick, que padecía una depresión que empeoró tras verse envuelta en el escándalo de Weinstein, se suicidó el pasado jueves. La representante fue mánager de McGowan en 1997, cuando supuestamente tuvo lugar la violación denunciada por la actriz.