El consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, en su despacho
El consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, en su despacho EUROPA PRESS

El consejero de Presidencia y Fomento, Pedro Rivera, afirma que a lo largo de 2018 se licitará el primer tramo de la autovía RM-1, conocida hasta hoy como 'autovía del bancal'. "Una demanda muy importante a nivel regional, porque es una infraestructura que facilitará las comunicaciones de toda la zona del Mar Menor por autovía con la A-7", ha acentuado, pero también "por ser una infraestructura vertebradora y de desarrollo".

Y es que, "dará salida y comunicación a algunos de los núcleos de población de la Región peor comunicados, como Zeneta, Alquerías, Santomera, Beniel o El Raal" y que cuentan con una importante producción industrial y hortofrutícola.

Ha finalizado el periodo de exposición pública del trazado definitivo, de unos 12 kilómetros, y a continuación se procederá a las distintas licitaciones, ha explicado en una entrevista concedida a Europa Press.

Al respecto, el consejero ha detallado que el trazado se ejecutará en tres tramos con el fin de terminar cuanto antes la obra, y "siendo muy sensible a las peticiones y demandas de los núcleos de la zona", con seis salidas, con enlaces al principio a la autovía del Reguerón y al final hacia la A-7; con dos salidas en Santomera, una en el Polígono Industrial y otra en el caso urbano, así como con salidas en Beniel y El Raal.

Así, ha avanzado a Europa Press, que las licitaciones se iniciarán a lo largo de 2018. "Empezaremos por el primer tramo, con la previsión de que este año se liciten las obras del primero de los tramos y aunque el plazo de ejecución es de unos 18 meses cada tramo, las simultanearemos para que podamos terminar toda la obra".

Asimismo, ha destacado que han tenido muy en cuenta el impacto en el territorio, "así la actuación tendrá varios viaductos e incluso falsos túneles intentando reducir al mínimo el impacto medioambiental y visual de la infraestructura, escuchando las demandas de la zona".

LICITAR ÚLTIMO TRAMO DE LA A-33

También en el año 2018, el consejero de Fomento cuenta con que se licite por parte del Ministerio de Fomento el último tramo de la A-33, que comunica Yecla con Caudete, "para que la Región de Murcia pueda tener definitivamente una conexión directa con autovía con Valencia por el interior".

Una infraestructura que tiene un valor fundamental porque, además de mejorar las comunicaciones, "supondrá la trasformación económica y social muy importante en la zona del Altiplano, especialmente en Yecla".

"Una autovía que se esperaba como agua de mayo porque tanto Jumilla como Yecla han estado mucho años viviendo casi a espaldas de la Región, al no contar con una buena comunicación y con la vista puesta en Alicante, que era quien le ofrecía comercio, ocio y la segunda residencia de verano", ha afirmado, "una prueba de que las infraestructuras son determinantes para crear riqueza y prosperidad para una progresar una región; eliminando los desequilibrios existentes existen y generando dando las mismas oportunidades a todos los ciudadanos".

COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA PARA DESARROLLAR PROYECTOS DE INTERÉS

Otros proyectos que va abordar el Gobierno regional, ha hecho hincapié, son el desdoblamiento de la carretera que comunica Mazarrón con el Puerto de Mazarrón, el tramo viario sin desdoblar con mayor tráfico de la Región, y la construcción de la autovía conocida como la de 'las ventas' porque comunica la Venta de Cavila en Caravaca con la Venta del Olivo, dando una salida al Noroeste a la autovía A-30 hacia Madrid.

Ambos proyectos están siendo objeto de un estudio de viabilidad económica-financiera porque el Gobierno regional quiere acometerlo utilizando una fórmula de colaboración pública-privada similar a la que va usar el Estado con su Plan de Inversión de Carreteras. Una vez los estudios terminen, ha explicado, "habrá que solicitar al Ministerio de Hacienda que se permita a la Comunidad acometerla sin que esa infraestructura compute en el déficit".

Según Rivera, "la colaboración pública-privada es una de las vías de solución para poder desarrollar proyectos de interés y de futuro para la Región de Murcia; vía que exploraremos y utilizaremos en distintos proyectos".

Ambas infraestructuras son muy demandadas, sobre todo la de 'las ventas', porque no hay salida por autovía de todo el Noroeste hacia Madrid, ha resaltado Pedro Rivera, quien ha explicado que otros proyectos que se basan en la colaboración público-privada son las dos Zonas de Actividades Logísticas (ZAL) de Murcia y Cartagena y donde se verán avances a lo largo de este año.

Consulta aquí más noticias de Murcia.