Ekaterina Andreeva
La bailarina rusa Ekaterina Andreeva, en acción. YOUTUBE

Ekaterina Andreeva, más conocida como Johara, es una bailarina rusa de danza del vientre que acaba de ser deportada de Egipto, acusada de "incitación al libertinaje" y de "amenazar la seguridad nacional de Egipto", informa El Mundo.

La artista fue detenida el pasado martes y posteriormente, interrogada durante cinco horas. El caso fue trasladado a la Fiscalía del distrito de Giza, en El Cairo, que además de los otros dos cargos, la acusó de trabajar sin licencia.

La Fiscalía la puso en libertad bajo fianza de 5.000 libras egipcias (230 euros) y posteriormente, se decidió su deportación. Las autoridades egipcias consideran que los movimientos de Andreeva son demasiados provocativos y que va casi desnuda.

Este caso forma parte de una oleada de acciones de las autoridades del país norteafricano encaminadas a perseguir cualquier hecho que se salga de su estricta moralidad pública. Hace un par de meses, una cantante fue condenada a dos años de cárcel por un videoclip considerado demasiado "lascivo".