En la movilización han participado los concejales nacionalistas de los municipios afectados, Touro y O Pino, además del diputado por A Coruña, Xosé Luís Rivas, y representantes de los municipios de Teo, Padrón, Dodro, Rianxo, Boiro, Arzúa, A Pobra do Caramiñal, Ribeira, Vila de Cruces, A Estrada, Pontecesures, Catoira, Vilagarcía, Vilanova de Arousa, A Illa de Arousa, Cambados, Sanxenxo y O Grove.

El diputado Xosé Luís Rivas ha instado a la Xunta de Galicia a escuchar el "clamor social" contra el proyecto de "megaminería contaminante", que ha advertido que supondría la "desaparición de miles de hectáreas de tierras agrarias productivas y que incluso afectaría a la cuenca del Río Ulla, con el correspondiente impacto en los bancos marisqueros de la ría de Arousa".

"Estamos hablando de un nuevo Corcoesto, y no se puede permitir", ha añadido el diputado. La formación ha denunciado las consecuencias de un proyecto de reapertura de la mina que implicaría "la ampliación de 2.000 hectáreas y 120.000 kilómetros cuadrados para hacer investigación".

Los nacionalistas han alertado del "impacto ambiental, económico y social" que la mina de cobre provocaría en el territorio, al asegurar que se producirán "2.000 voladuras al año", con un "tránsito continuo de camiones de alto tonelaje", "una balsa de lodos" al lado de las casas "filtrando contaminación a las aguas y al terreno" y con "peligro directo" para las viviendas, en una zona de "fuerte actividad agroganadera que, además, está logrando incorporar a gente joven".

El BNG añade que, treinta años después del cierre de la anterior mina, todavía "son visibles los efectos derivados de la explotación de la mina original" que ahora plantea reabrir y ampliar la empresa 'Cobre San Rafael S.L.'. participada por 'Atalaya Mining'. Así se puede apreciar, prosigue la formación, en las aguas de los riachuelos que vierten en el Ulla, que "siguen registrando una altísima contaminación de metales pesados".

Por este motivo, advierten de que se trata de un "problema medio ambiental", además de destrucción del tejido económico y del empleo que también "se trasladará" a otros municipios.

RECOGIDA DE FIRMAS

El BNG, que se suma también a la campaña de recogida de firmas iniciada por la 'Plataforma Mina de Touro-O Pino NON', ha criticado la "dimensión" del proyecto, al que califica de "auténtica bomba para el medio ambiente", y que pondría en riesgo, a su juicio, miles de empleos en la 'agroganadería' y en la pesca y el marisqueo.

En todo caso, la formación nacionalista ha transmitido su confianza en "ganar esta batalla". "Paramos Corcoesto y seremos capaces de parar este proyecto en Touro-O Pino que reproduce el mismo modelo de expolio de nuestros recursos naturales, con una multinacional minera que lleva la riqueza fuera y deja aquí la contaminación", ha concluido Rivas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.