Cartel de la Feria
Cartel de la Feria ORGANIZACIÓN/EUROPA PRESS

Este evento, organizado por la Asociación de Cultivadores y Recolectores de Trufa de Castilla-La Mancha (TRUFARC), el Geoparque Mundial de la UNESCO de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo, el Ayuntamiento de Molina de Aragón, la Diputación y la Asociación de Desarrollo Rural Molina de Aragón-Alto Tajo junto con 'La Común de Molina y su tierra', tendrá como acto central una degustación y concurso de tapas elaboradas con trufa que cocinarán los distintos restaurantes del Geoparque.

Según ha informado en nota de prensa la organización, la apertura tendrá lugar a las 11.00 horas, y media hora después comenzará la ponencia sobre adiestramiento de perros truferos una de las herramientas imprescindibles para el trabajo de recolección.

A las 13.00 horas comenzará el concurso de tapas con la degustación de las mismas y la preceptiva votación que ayudará al jurado a elegir a los ganadores del concurso.

Por la tarde a las 16.00 tendrá lugar el concurso de perros truferos en las huertas a orillas del río Gallo bajo el denominado 'Puente de la Manola', siendo las 19.00 la hora fijada para la entrega de premios y cierre de la feria.

Las características geológicas y climatológicas del Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo son idóneas para favorecer la presencia en sus bosques de uno de los manjares más apreciados por los paladares más selectos: 'Tuber Melanosporum' o trufa negra.

Por ello, este territorio fue elegido en el año 2008

para desarrollar un proyecto abanderado por la Fundación Biodiversidad y la Fundación General de la Universidad de Alcalá, con la colaboración de la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, la Asociación de Desarrollo Rural Molina de Aragón-Alto Tajo y la Asociación para la Promoción y el Desarrollo de la Serranía de Cuenca para favorecer la implantación del su cultivo en la comarca de Molina de Aragón y la Serranía de Cuenca.

Fruto de esta iniciativa surgió la Asociación de Cultivadores y Productores de Trufa de Castilla-La Mancha (TRUFARC), con sede en Molina de Aragón, que hoy cuenta con 86 socios y mantiene más de 200 hectáreas dedicadas al cultivo de este manjar gastronómico.

"Se trata de la trufa negra que tradicionalmente se recolectaba en la zona, ya que se criaba de forma natural en los bosques, pero además destaca por su calidad en cuanto a aroma y sabor y todos aquellos que decidan acercarse a la feria podrán comprobarlo por ellos mismos", han explicado desde TRUFARC.