Kratom
Imagen de la planta de 'mitragyna speciosa', conocida como kratom. Uomo vitruviano / WIKIPEDIA

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos clasificó como opiáceo al kratom, un suplemento dietético del sudeste asiático que se usa para aliviar el dolor crónico, y alertó sobre los peligros de su consumo.

El regulador federal tomó la decisión después de analizarla a nivel molecular, observar su comportamiento dentro del cuerpo y ver cómo afecta al cerebro, según un comunicado de la FDA del que se hicieron eco este viernes los medios locales.

"El kratom no debe usarse para tratar afecciones médicas, ni debe usarse como una alternativa a los opiáceos recetados. No hay evidencia que indiquen que el kratom sea seguro o efectivo para cualquier uso médico", señaló el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, en el comunicado.

La planta del kratom crece en Tailandia, Malasia, Myanmar y otras áreas del sudeste asiático, y en Estados Unidos puede comprarse fácilmente a través de internet o en tiendas de tabaco.

Gottlieb dijo que afirmar que el kratom es benigno porque es "solo una planta" es "miope y peligroso" y alertó sobre los "importantes problemas de seguridad" que conlleva el consumo de este suplemento.

El comisionado de la FDA instó a buscar atención médica a aquellas personas que crean que el tratamiento con kratom contra la adicción de los opiáceos puede ser "efectivo".

La Agencia Antidrogas (DEA) de EE UU ya prohibió temporalmente la venta de productos con kratom, una planta que el Gobierno consideró "tan peligrosa" como la heroína.

En los últimos seis años, las muertes por sobredosis de opiáceos se han convertido en la causa más común de muerte por lesiones en EE UU, por encima de los accidentes de tráfico o las armas.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la venta de analgésicos con receta prácticamente se ha cuadruplicado en Estados Unidos desde 1999 y ha provocado que una significativa cantidad de personas adictas al OxyContin o Vicodin, se pasen a la heroína, mucho más barata en el mercado negro.