La sentencia, recogida por Europa Press, le condena por homicidio imprudente, tiene en cuenta que confesó a las pocas horas, y le aplica el atenuante de afectación tóxica y alcohólica, ya que había consumido alcohol y drogas el día anterior.

El brasileño Claudio Agusto S.D., de 34 años cuando sucedieron los hechos, deberá indemnizar a la madre de la víctima con 50.000 euros y a la hermana menor con 15.000 por daños morales.

El condenado se presentó a los Mossos d'Esquadra el 23 de agosto de 2016, el mismo día en que la mujer de 28 años murió por hipoxifilia durante la relación.

El tribunal no considera probado que la mujer admitiera esta práctica sexual de asfixia, mientras que el acusado mantiene que ella sí la aceptó.

Durante el juicio admitió que le había apretado el cuello pero aseguró que no pretendía dañarla, como ya había dicho a la policía el día de la muerte.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.