Vehículo de la Policía Nacional
Vehículo de la Policía Nacional ARCHIVO

El atraco se produjo durante la madrugada del pasado lunes, cuando los policías fueron alertados de varias alarmas en una oficina bancaria. En una inspección junto a un vigilante de seguridad, encontraron la puerta de acceso abierta y apalancada, con todos los armarios y cajones revueltos y sin localizar a nadie en el interior. La caja fuerte, a la vista, no tenía signos de haber sido forzada.

Los agentes comunicaron al resto de indicativos policiales las características físicas del sospechoso, tras lo que uno de ellos lo encontró en una calle próxima del distrito centro de València por lo que le dieron el alto.

El presunto autor del atraco, al percatarse de la presencia policial, trató de huir subiéndose a un taxi, aunque antes de conseguirlo fue interceptado por los policías en el momento en que alzaba el brazo para llamarlo.

En el cacheo superficial le localizaron varias herramientas habitualmente utilizadas para cometer robos por fuerza: unos alicates, dos destornilladores, dos linternas, cuatro navajas multiuso y un par de guantes. Estos instrumentos, que fueron intervenidos, estaban mellados en varias partes por su uso cotidiano. En cuanto a dinero, el sospechoso únicamente llevaba 39 euros en metálico.

Por todo ello, el hombre fue arrestado como presunto autor de un delito de robo con fuerza. El detenido, de origen español con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valencia.