Del Olmo
El juez del Olmo en una foto de archivo. Archivo

El juez Del Olmo está sopesando la posibilidad de realizar su viaje a París, para investigar sobre el terrorismo yihadista. Después de que el diario El Mundo publicara en portada que el magistrado "aprovechaba" el 11-M para obtener un permiso de cuatro meses en la capital francesa, el magistrado piensa que corre peligro porque se mostraban las señas del lugar donde tiene pensado trabajar.

"Eso planea unos problemas de seguridad tremendos, y mi idea era intentar pasar desapercibido", comenta el juez en una entrevista publicada por el diario El País.

Contra mí, lo que quieran. Pero a las víctimas, que no las toquen"

Sin embargo, está convencido que su trabajo allí sería muy útil.
"Creo que es bueno que mi conocimiento no se pierda. Que si alguna vez -esperemos que no- se produce un hecho parecido, el juez no tenga que empezar desde el principio como lo hice yo, que haya líneas de investigación que seguir, camino ya hecho", afirma.

Sin criticar

El juez tiene fama de no salir en los medios, ni siquiera para defenderse por las acusaciones vertidas sobre el proceso del 11-M por parte de un sector de los medios de comunicación. El periodista que tuvo la oportunidad de mantener una charla con el magistrado comenta que "Del Olmo no habla mal de nadie".

Eso sí, hay algo que el magistrado, encargado del juicio del 11-M, no está dispuesto a soportar. "Contra mí, lo que quieran. Pero a las víctimas, que no las toquen", afirma contundente.