Cudillero
Cudillero EUROPA PRESS

El Consejo de Ministros ha levantado la prohibición para dedicar a alojamiento turístico las instalaciones anexas al faro de Cudillero (Asturias) y determinadas instalaciones del Cargadero de Mineral del puerto de Melilla, un trámite preceptivo al ubicarse dichas infraestructuras a una distancia inferior a cien metros del borde del mar.

De esta forma, las Autoridades Portuarias de Melilla y de Avilés, que gestionan las respectivas instalaciones, podrán continuar la tramitación administrativa para uso hotelero, señala el Ministerio de Fomento.

En el caso de Melilla, la instalación está sujeta a protección pues forma parte del patrimonio histórico y no condiciona o limita la prestación de servicios portuarios o el control aduanero.

En mayo de 2015, el Gobierno autorizó el uso hotelero de las antiguas instalaciones del faro de la Isla Pancha (Lugo), el primero de los proyectos presentados como el de Punta Cumplida, en la Isla de la Palma, o el Faro de Trafalgar dentro de 'Faros de España'.

Fomento y Puertos relanzaron el pasado año el proyecto 'Faros de España' potenciando, los usos alternativos de los faros fundamentalmente en las viviendas de operarios que quedaron en desuso por la automatización del servicio, como impulso al desarrollo de actividades turísticas y a la dinamización de un turismo de calidad y no estacional.

En España existen actualmente 187 faros en funcionamiento como ayuda a la navegación. De ellos, 53 cuentan ya con usos alternativos: 28 como centros de interpretación, arte y exposiciones, 12 como centros culturales y de formación, 5 acogen actividades como centros de investigación o laboratorios, siete disponen de cafeterías y restaurantes y uno de ellos cuenta con un acuario.

El uso hotelero de los faros, bajo determinadas condiciones, ya existe en países como Italia, Croacia, Reino Unido, Irlanda, Suecia, Noruega, Finlandia, Alemania, Sudáfrica, Estados Unidos y Chile, y garantiza la conservación de los espacios sin uso, sin que por ello se vea afectado el servicio de señalización que todavía presta el faro.

CUDILLERO: CONCESIÓN DE 35 AÑOS Y VISITAS GUIADAS.

El Faro de Cudillero, inaugurado en agosto de 1858, se ubica en un edificio de planta rectangular (18x7 metros) y cinco metros de altura, con torre adosada de planta octogonal.

El proyecto propone la rehabilitación del edificio de las antiguas viviendas de los fareros, adaptándolo para su uso como alojamiento turístico (casa/alojamiento rural), con intervenciones en el interior del mencionado edificio, sin alterar su aspecto exterior.

Además, se adecuan la parcela y las terrazas para desarrollar eventos de pequeño formato, posibilitando, en coordinación con el Ayuntamiento de Cudillero, el desarrollo de visitas guiadas.

En conjunto, la superficie del terreno a concesionar será de 800 m2, de los que 142 m2 será la superficie ocupada por la edificación, con una inversión inicial estimada en más de trescientos mil, con un plazo concesional de 35 años.

El proyecto servirá de estímulo al crecimiento económico del entorno, fomentando e incentivando actividades capaces de generar empleo y orientadas a la diversificación del tejido local. Asimismo, ofrecerá sinergias con otras actividades turísticas existentes o que puedan desarrollarse en el futuro en el entorno del faro, como lo son rutas turísticas u otras iniciativas.

EL PROYECTO DE MELILLA.

El Cargadero de Mineral está catalogado como bien de interés cultural y fue construido por la Compañía Española de Minas del Rif entre los años 1920 y 1925, siendo la obra más representativa de la actividad industrial y minera de Melilla.

Originariamente se componía de varias partes y se ha solicitado la concesión años sobre la zona que se corresponde con el antiguo viaducto de cintas de carga y su nave elevada (parte marítima del Cargadero en desuso).

El proyecto mejorará la preservación del Cargadero, regenerará el entorno con un adecuado diseño de la actuación, en fachadas y elementos exteriores, y permitirá el acceso ciudadano a una infraestructura que durante 35 años no ha podido ser visitada, generando nuevas actividades y dinamizando el desarrollo económico del entorno.

Consulta aquí más noticias de Asturias.