El ordenador recuperada
El ordenador recuperada GUARDIA CIVIL

Según la Comandancia, un agente de la Guardia Civil, libre de servicio y destinado en el equipo ROCA de Ibi (Alicante), esclareció estos delitos cometidos en El Pinós por una banda de menores.

Hacía una semana que al trabajador de una empresa le habían sustraído el ordenador del interior de su furgoneta. El ordenador, comprado hacía menos de un mes, estaba valorado en 970 euros, pero el software que contenía costaba 30.000 euros, ya que fue creado exclusivamente para esa empresa.

El guardia civil siguió la pista del ordenador por medio de testigos que le indicaron quién lo tenía. Se trataba de una madre y su hijo que nada tenían que ver con el hurto.

Ambos relataron que unos menores le habían ofrecido el ordenador a su hijo por 200 euros, pero cuando supo que estaba sustraído intentó devolverlo. Los sospechosos no le dejaron, les insistieron en que tenían que pagarlo y les amenazaron con cortarles el cuello para que no dijeran nada de lo que sabían. Incluso llegaron a agredir al menor.

COMPRARON DOS MÓVILES CON SU CUENTA BANCARIA

Cuando la Guardia Civil devolvió el ordenador a su dueño, se añadieron dos nuevos delitos al caso. Estos menores habían manipulado datos de su cuenta bancaria y compraron dos teléfonos móviles por Internet, utilizando el nombre del denunciante. Aprovechando que el dinero no era suyo, se hicieron también un seguro de rotura para sus nuevos teléfonos. La factura ascendió a un total de 669 euros. Los teléfonos los recuperaron los agentes del almacén de la empresa de transportes a punto de ser repartidos.

Una vez obtenidos todos los indicios, la Guardia Civil ha procedido a la detención de dos hermanos menores de 14 y 16 años, y de nacionalidad española, por los presuntos delitos de hurto en interior de vehículo, de extorsión, de estafa y de usurpación de estado civil.

También se ha investigado a otros tres menores españoles de entre 14 y 15 años relacionados presuntamente con el delito de hurto y el de extorsión. Tras pasar a disposición de la Fiscalía de Menores de Alicante, han sido puestos en libertad y bajo la custodia de sus padres. Dos de ellos tenían antecedentes policiales.

Consulta aquí más noticias de Alicante.