Bombardeo
Soldados británicos vigilan la zona tras los bombardeos aéreos. EFE / HAIDER Al ASSADEE
La Fuerza Aérea de Turquía bombardeó el sábado "importantes objetivos" del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) en el norte de Irak, informó el Estado Mayor del Ejército turco en Ankara.

Cientos de terroristas han sido eliminados según los servicios secretos 

En un comunicado, el Estado Mayor turco afirma que "cientos de terroristas han sido eliminados según los servicios secretos", y agregó que va a hacer públicos los resultados de la ofensiva en el norte de Irak, para lo que aportará fotos y datos adicionales.

Los objetivos fueron atacados por primera vez entre las 14.25 y 15.00, hora local (12.25-13.00 GMT), y de nuevo dos horas más tarde.

El Ejército señala que en los próximos días se conocerá el alcance de sus operaciones, que continuarán bajo cualquier tipo de condiciones meteorológicas y orográficas.

Agregó que el PKK va a sentir "por experiencia que el norte de Irak ya no es un refugio seguro" para sus milicianos y que "no tiene ninguna posibilidad de derrotar al Estado turco".

La agencia pro-kurda Firat confirmó los bombardeos, y señaló que aviones y artillería turcos bombardearon varios lugares de las localidad iraquíes de Zap y Cemco, entre otras.

La fuente, considerada cercana al PKK, agregó que aún no tiene informaciones sobre posible víctimas de este ataque, aunque indicó que desde el pasado día 16, la aviación turca ha lanzado unas cien toneladas de bombas sobre la cordillera de Kandil, en el norte de Irak, donde las tropas turcas hostigan al PKK.

El Gobierno turco autorizó a finales de noviembre incursiones limitadas de sus fuerzas armadas en Irak para combatir las bases del PKK, que desde el norte iraquí han atacado reiteradas veces al ejército turco.

Ya atacaron a primeros de mes

Los militares turcos atacaron por primera vez el pasado 1 de diciembre pero el bombardeo más importante fue el del pasado día 16, al que siguió una incursión terrestre de medio millar de soldados que combatieron a los guerrilleros del PKK en terreno iraquí y volvieron a Turquía el mismo día.

El espacio aéreo de Irak está controlado por Estados Unidos y varias fuentes confirmaron que los ataques turcos sólo fueron posibles gracias a una información de inteligencia entregada por Washington a Ankara.

Turquía acusa a las autoridades iraquíes en Bagdad y a las kurdas en el norte de Irak de no hacer nada contra la presencia del PKK en su territorio.

El PKK inició su lucha armada a favor de más derechos para la minoría kurda en Turquía en 1984 y desde entonces el conflicto ha causado más de 35.000 muertos.