Imagen del incendio registrado en Segura de la Sierra en agosto de 2017.
Imagen del incendio registrado en Segura de la Sierra en agosto de 2017. EUROPA PRESS/PLAN INFOCA

Según ha detallado el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en un comunicado, este incendio afectó a 687 hectáreas de superficie forestal de gran valor ecológico, especialmente a los pinares de Pinus nigra y también a la vegetación de las subcuencas del río Trujala en los arroyos de Canales y de los Yeros, con excepcional valor ambiental, paisajístico y como fuente de biodiversidad.

Además de la pérdida intrínseca del valor ecológico y económico del sistema forestal afectado, la eliminación de la función protectora de la vegetación origina el desencadenamiento o aceleración de procesos de erosión, especialmente en localizaciones con fuertes pendientes y en suelos erosionables, que son los característicos de la orografía de la zona, teniendo especialmente en cuenta las fuertes lluvias otoñales de carácter habitualmente torrencial que tienen lugar en la zona.

Por ello, según el Ejecutivo, es necesario actuar contra la erosión y retirar "de manera inmediata" la madera quemada y los restos que impiden que la vegetación se regenere, hecho que reducirá al mismo tiempo el riesgo de ataque de plagas forestales sobre los árboles dañados, que podrían afectar al resto de la masa colindante no dañada por el incendio.

Las obras contemplan, por tanto, actuaciones para el control de plagas; control de aguas y adecuación de cauces; adecuación de infraestructuras; tratamientos selvícolas y de residuos forestales, repoblación así como señalización.

Consulta aquí más noticias de Jaén.